Los iPhone 8 y iPhone X fueron los primeros smartphones de Apple en implementar la tecnología de carga rápida. Una característica que llegaba tarde respecto a la competencia, pero que además requería un gasto adicional en accesorios compatibles para ser aprovechada. Ahora, los norteamericanos podrían haber reconsiderado la opción de incluir un cargador y cable compatibles en el pack de venta.

Desde hace años, los fabricantes de smartphones buscan la solución a la reducida autonomía que ofrecen sus dispositivos por limitaciones técnicas de la propia batería. A pesar de los numerosos estudios y proyectos existentes que prometen baterías con mayor densidad de carga, hasta el momento la solución más acertada y efectiva ha sido el paulatino aumento de la capacidad de la batería y la optimización y mejora de la tecnología para acelerar carga. Una forma de reducir los tiempos de carga de forma significativa para minimizar los efectos adversos del limitado nivel de autonomía de los smartphones.

Con carga rápida, pero no de “serie”

Tal y como ya hemos indicado, la carga inalámbrica y la carga rápida llegaron por fin a los iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X. Sin embargo, para aprovechar esta tecnología, los interesados debían comprar accesorios compatibles originales, valorados en conjunto en torno a los 80 euros, con posibilidad de reducir este coste ligeramente si optábamos por un cargador no original.

Proceso de carga rápida en un iPhoneLos accesorios en cuestión eran un cable USB-C a conector Lightning y un adaptador de corriente USB-C, lo que viene siendo un cargador adaptado para ofrecer la potencia adecuada para dar soporte a la carga rápida.

Carga rápida para los iPhones de 2018…de serie

Ahora, tal y como se ha difundido en la red social Weibo, una potente vía de filtraciones relacionadas con el sector tecnológico, deja ver que Apple podría incluir en sus nuevos iPhones de 2018 un cargador de 18W y el cable USB-C a Lightning para que los usuarios puedan disfrutar de la tecnología de carga rápidaen sus iPhones nada más sacarlos de la caja.

De este modo, el cambio sería notable puesto que supone reducir los tiempos de carga drásticamente. Y es que, con la carga rápida patentada por Apple, los nuevos modelos de iPhone lograrían cargar la batería al 50% en tan solo mediahora y un 80% en una hora.Accesorios compatibles con la carga rápida de iPhone

Si bien la fuente de información no puede ser contrastada puesto que no tiene un bagaje en esa faceta, lo cierto es que un movimiento tal por parte de Apple no sería descabellado. Y es que todos los fabricantes de smartphones Android equipan sus teléfonos con accesorios compatibles para que la carga rápida sea una característica nativa que pueda ser utilizada sin necesidad de comprar accesorios adicionales.

/psg