Hasta el polideportivo de Ñuñoa llegó el presidente Sebastián Piñera junto al ministro del Interior, Andrés Chadwick; el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla; y la intendenta metropolitana Karla Rubilar, para acompañar a los inmigrantes que aún se encuentran realizando el trámite de regularización.

Allí, el Mandatario realizó un balance del proceso que se inició hace unas semanas, dando a conocer que hasta el día de hoy son 77.262 los extranjeros que ya han realizado el procedimiento. De ellos, 28 mil son haitianos14 mil son venezolanos11 mil peruanos y 8 mil colombianos.

Ante estos datos, Piñera calificó este proceso de “exitoso” y “masivo”, el que ha permitido tratar con dignidad y respeto a los migrantes. “Estamos teniendo una migración mucho más segura, legal, ordenada”, aseveró, indicando que “hemos puesto ordena a la casa”.

Muchos de los que entraban, lo hacían de forma ilegal cruzando nuestra frontera, hoy esto cambió”, agregó.

Junto con eso, destacó que “después de tantos años de una migración que se salió de control (…) hoy día hemos puesto orden en la casa, estamos evitando el maltrato, el abuso y el engaño a los migrantes y también estamos protegiendo mucho mejor los derechos de nuestros compatriotas”.

/gap