A raíz de la demora en la resolución de una denuncia de acoso sexual y laboral por parte de una alumna en contra del expresidente del Tribunal Constitucional (TC), Carlos Carmona, es que en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, se inició la primera toma feminista, la que ya cumple poco más de una semana.

Desde hace unos días, y a través de una declaración pública en la página oficial de Facebook de la manifestación, se dieron a conocer los criterios que se necesitan para poder ingresar.

Entre ellos se cuenta que “no se permitirá el ingreso de ningún denunciado de acoso, abuso, violencia física o psicológica” y que “no se permitirá el ingreso de ningún denunciado de encubrimiento”.

Este veto también se le aplicará a quienes hayan sido denunciados de encubrimiento activo, mientras que “el ingreso o no de denunciadas de encubrimiento pasivo se verá supeditado a la petición de la denunciante”.

Esta mañana, en el programa Mesa Central de T13 Radio, Constanza Santa María manifestó que las medidas que se han tomado son como que “hay una especie de superioridad moral de quién está capacitado de estar en la toma o no”.

/gap