Crisis energética y envejecimiento de la población. Estos son los dos mayores problemas que afronta Taiwán. Y buscando solucionar ambos, una legisladora propuso una única medida: cortes de luz por las noches. Así, según esta idea, se ahorrará electricidad y se fomentará el sexo.

La propuesta de la legisladora Lin Ching-yi se presentó durante una sesión de interpelaciones parlamentarias al ministro de Protección Medioambiental de Taiwán, Lee Ying-yuan, y se difundió en la página de Facebook de la Asociación Ciudadanos Miaokou.

Lin sugirió las restricciones de electricidad para hacer que la gente deje de trabajar y se vaya a casa antes de las 22:00 horas y luego no se ponga a ver la televisión sino que se vaya a la cama temprano.

Esto resolvería “el problema energético” y también “el del bajo número de niños“, dijo la legisladora isleña.

Taiwán enfrenta un serio problema de envejecimiento de la población con uno de los índices de natalidad más bajos del mundo y el gobierno ha adoptado una serie de incentivos para las parejas que tengan hijos.

El gobierno municipal de Taipei también inauguró un programa para organizar encuentros de solteros con el fin de aumentar el número de matrimonios y la natalidad.

En Taiwán, la tasa de fecundidad total, es decir la cantidad de hijos que una mujer tiene a lo largo de su vida, fue de 1,13 en 2017, según estudios internacionales.

De acuerdo a las últimas estadísticas nacionales de Taiwán, la tasa de natalidad de la isla es de 8,3 nacimientos por cada mil personas, lo que es ligeramente superior a la de 7,4 muertes por cada mil habitantes.

/gap