El hecho ocurrió en Tailandia y despertó la indignación de todos.

“Vi al hombre besándose, y teniendo relaciones sexuales con mi vaca. Lo perseguimos pero no se detuvo. Llamamos a la policía y lo encontramos escondido en el baño de la casa”, comentó Tong Kai Charoonprasitporn, de 65 años de edad y dueño del animal.

El abusador le dijo a la policía que “sentía el impulso” de tener relaciones sexuales con la vaca y comenzó a acariciarla antes de tener relaciones sexuales con ella.

Además el agresor se rió durante la detención y aseguró que no podía evitar sentirse atraído por la vaca mientras estaba pastando. Aseguró sentir emociones fuertes y no lograr detenerse.

Tras admitir haber tenido relaciones sexuales con la vaca, el hombre fue trasladado a una comisaría.

/psg