La UC dio muestras de gran solidez ante un elenco acerero que entregó todo, pero que no le alcanzó con un puntero que apura cuando se le antoja y liquida. Los goles de José Pedro Fuenzalida (24′), Diego Buonanotte (69′) y David Llanos (75′) fueron demasiado para los de la usina, que habían empatado gracias al panameño Gabriel Torres (33′).

Católica calló a las voces que lo critican por su juego poco vistoso y hoy dio una gran cátedra de cómo ganar los partidos, pese a no ser siempre ofensivo. Porque vaya que sufrieron los de la franja con los acereros, que hasta el minuto 70 fueron superiores y merecieron más, pero no eso basta.

Los cruzados fueron efectivos y esta vez, con una cuota de mayor juego ofensivo, liquidaron el partido en una ráfaga, dejando en claro por qué hoy son por lejos el mejor equipo del Campeonato Nacional, dejando sin efecto la eterna posesión y presión del conjunto de Nicolás Larcamón, que carece de efectividad.

Con una gran actuación de Buonanotte, que dejó algunas perlas que lo ratifican como el hombre distinto de la UC, con apariciones fundamentales para definir el encuentro. Eso sí, la labor de Luciano Aued en el mediocampo volvió a ser sobresaliente, el cubano César Munder -dio dos asistencias- ratificó la confianza de Beñat San José y demostró por qué está en el primer equipo.

En resumen, el puntero es más puntero que nunca y hoy fue contundente. Para que no quede duda que la UC es el mejor equipo del 2018 en Chile y ahora, ya con 31 puntos al tope de la tabla, tendrá una durísima prueba en el Clásico Universitario del próximo domingo ante la U.

.

/gap