El expresidente Ricardo Lagos habló de la corrupción y el gran daño que puede llegar a hacer a la democracia. Además, indicó que durante su mandato la derecha exigió que las empresas puedan aportar dinero a las campañas.

En conversación con La Tercera, el exmandatario de 82 años hizo un recorrido y entregó su opinión por diversos puntos políticos, tanto nacional como internacionalmente.

En ese sentido se refirió a la situación en Venezuela y sus elecciones, las cuales calificó como una farsa, y también dedicó frases al expresidente de Brasil, Lula da Silva.

Por otro lado, se refirió a la relación de la corrupción y la democracia, con la cual está de acuerdo que es un peligro que éstas se encuentren. Sin embargo, indicó que “el dinero siempre ha incidido en la política”. Además, sobre el financiamiento de campañas, expuso que “el que tiene derecho a dar recursos es el ciudadano. El ciudadano es el que piensa, la empresa no“.

Lagos también reflexionó a partir de un recuerdo de su gobierno: “Cuando surgió el MOP Gate y se tomaron las primeras medidas sobre este tema, yo dije ‘aquí hay que ir al financiamiento público de las campañas’. ¿Y qué pidió la derecha? ‘Ah sí, pero con una exigencia, que las empresas puedan dar plata’. Yo dije que ‘no, por ningún motivo'”.

En ese sentido, Lagos agregó que “pasaron 10 años, con los Penta de por medio, y ahora nadie discute que las empresas no pueden dar plata. Pero la primera reacción fue no, no y no”.

Por último, el expresidente durante el período 2000-2006, señaló que entre las soluciones para mejorar ese aspecto de la política es que “los financiamientos tienen que comenzar antes. Un mayor control de los recursos públicos. Un mayor control sobre los que hacen estas definiciones, que es el Parlamento, y cuál es la relación entre ética y política y el Parlamento, que es muy importante (…) Es tan obvia la relación entre dinero y política“.

/gap