El próximo 1 de julio los mexicanos acudirán a las urnas para elegir al sucesor de Enrique Peña Nieto. En plena campaña, y con las rondas de debates ya iniciadas, el proceso electoral ya ha tenido denuncias de una posible interferencia rusa. Una maniobra del Kremlin que ya es investigada en Estados Unidos, tras los comicios de 2016, y que también fue denunciada en Francia.

En un artículo publicado el pasado 1 de mayo, The New York Times hace referencia a las denuncias cruzadas entre los cinco candidatos a la presidencia, quienes se han acusado de haber contratado “a provocadores en línea” o de usar herramientas como “bots” para llenar las redes sociales con mensajes que buscan influenciar al electorado.

Si bien lo ha negado en reiteradas ocasiones, el principal apuntado ha sido Andrés Manuel López Obrador, candidato de izquierda por el Movimiento Regeneración Nacional (MNR).

De acuerdo al periódico neoyorquino, analistas sostienen que el gobierno de Vladimir Putin ve en el aspirante con la coalición Juntos Haremos Historia, quien lidera las encuestas, una “figura clave” debido a su tono más antagónico hacia Estados Unidos.

Aseguran que Vladimir Putin ve en López Obrador una figura clave por su mensaje contra EEUU

Aseguran que Vladimir Putin ve en López Obrador una figura clave por su mensaje contra EEUU

Manuel Cossío Ramos,  dedicado a realizar estrategia e inteligencia política digital, aseguró al NYT haber encontrado “huellas rusas” en el tráfico de las redes sociales con el objetivo de influir a favor de López Obrador.

La herramienta de análisis digital NetBase encontró en el mes de abril 4,8 millones de entradas sobre el candidato de izquierda. Las mismas fueron divulgadas en redes sociales o en portales de noticias por usuarios ubicados fuera de México.

De ese total, el 63% provino de Rusia, mientras que un 20% lo hizo desde Ucrania.

Cossío Ramos explicó que al realizar búsquedas similares sobre otros candidatos, como Ricardo Anaya (Por México al Frente) y José Antonio Meade (Todos por México), solo el 4% de las entradas que hacen referencia a ellos provinieron de Rusia.

H.R. McMaster, ex asesor de seguridad de Estados Unidos, ya había advertido esto el pasado mes de diciembre, cuando aseguró que existían “primeros indicios” de que el gobierno de Putin quería influir en las elecciones mexicanas.

Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade son los dos principales candidatos lanzados a la presidencia para las elecciones de 2018 (Reuters)

Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade son los dos principales candidatos lanzados a la presidencia para las elecciones de 2018 (Reuters)

Más allá de haber rechazado estas denuncias, López Obrador también satirizó el tema al realizar un video de campaña en el que aparece en un puerto de Veracruz esperando, según manifiesta en el clip, “el submarino ruso” con “el oro de Moscú”.

Además, se identifica como “Andrés Manuelovich”.

El pasado mes de abril, el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, consideró que una victoria de López Obrador sería “trágico” para México y América Latina.

El escritor peruano expresó su preocupación ante la posibilidad de que se convierta en el próximo Hugo Chávez mexicano.

Mientras se mantiene primero en las encuestas, crecen las denuncias de una posible interferencia rusa a su favor. Esta batalla digital ya se pudo observar, con menos fuerza, en las elecciones de 2012. En ese entonces, México registraba más de 40 millones de usuarios en la web. En este 2018, en tanto, hay unos 71,3 millones.

“De aquí en fuera la batalla va ser en redes sociales”, adelantó Javier Murillo, cofundador y director de la consultora digital Metrics.

/gap