La filtración de fotografías íntimas sufrida por la animadora Karen Bejarano se produjo siete horas después de haber llevado su celular, un iPhone7, a un servicio técnico de Chicureo el pasado viernes 3 de marzo.

Así lo consigna hoy el diario Las Últimas Noticias, el cual añade que la ex figura de “Mucho Gusto” se llevó el teléfono antes de que se concluyera la limpieza, pues le pareció sospechoso que se tardaran más de lo normal.

Posteriormente comenzó a recibir extorsiones a través de Whastapp. Mediante varios mensajes, enviados desde distintos números, se le exigió dinero para no publicar fotografías íntimas. Ella y su esposo, Juan Pedro Verdier, hicieron caso omiso a las amenazas.Posteriormente las imágenes aparecieron en la cuenta de Facebook de Verdier, y desde allí se viralizaron.

El vocero de de la denuncia presentada en la Brigada del Cibercrimen de la PDI, Ernesto Jimeno, explica que el caso presenta dos aristas. “La primera ilegalidad es contra la privacidad de Bejarano, al difundir fotografías de carácter personal. El segundo delito habla de solicitar algo, obtener una regalía en dinero para no divulgar ese contenido”, dijo a Las Últimas Noticias,

El detective explicó, además, que el responsable del delito pudo acceder al Facebook de Verdier vulnerando la seguridad de dicha red social. “Existen varias formas de vulnerar el Facebook. Generalmente lo hacen cambiando la clave del correo electrónico. Luego crean una nueva y eso les permite entrar directamente a Facebook y otras redes sociales que se manejan con la misma clave de correo”.

Por otra parte, Jimeno indicó a Emol que los culpables de la publicación de las fotos arriesgan una pena que va de 61 días a 5 años de presidio menos en su grado máximo. Asimismo, tendrían que desembolsar una multa que va de las 50 a las 500 UTM. La legislación chilena indica que es delito cualquier acto que atente contra el respeto y la protección a la vida privada, explica Jimeno.

“No necesariamente se trata de fotografías de índole sexual, también comprende la filtración de otros documentos privados que se puedan contener información reservada”, indicó. Bejarano ha mantenido silencio respecto a esta situación, y está siendo apoyada por su familia en su residencia de Chicureo.

Fuente: Emol.com

/gap