Hace 20 años Daniella Campos inauguró la nueva farándula chilena primero al ganar el Miss Hawaiian Tropic, en el que participó junto a su gemela Denisse, reconociendo que se había hecho implantes de silicona.

Luego se coronó Miss Chile, viviendo un apasionado y tormentoso romance con Iván Zamorano y protagonizando el legendario mechoneo con Titi Ahubert en la discoteca Skuba.

La extensa relación con el futbolista top provocó una serie de titulares. Uno de ellos se refirió un impasse entre ella y Alicia, la madre del entonces crack del Inter de Milán, en el encuentro tuvieron con Papa Juan Pablo II en El Vaticano.

En mayo de 1999 el deportista, su madre y Daniella fueron recibidos en el Auditorio Pablo IV, donde Zamorano fue presentado por embajador chileno ante la Santa Sede. Y este fin de semana la modelo desclasificó en La Divina Comida la verdad del problemilla con su entonces suegra:

Daniella Campos: “Nosotros tuvimos la oportunidad de ver al Papa, que es un protocolo súper largo, y el embajador ante la Santa Sede te da un orden. Es una fila india, o sea, nadie se puede salir de ahí.

“Iba Iván primero, su novia, su madre y su prima. Y de repente íbamos avanzando en esta fila india, y yo empiezo a ver que mi suegra se había puesto al lado. Y yo dije qué onda. ¡Yo no sabía qué hacer, poh, porque se había puesto al lado!

“Entonces, llegamos hasta adelante de la fila y ella seguía al lado. Yo dije obvio que esta señora quiere pasar antes que yo, y yo tenía ningún problema, entonces di un paso y la hice pasar”

Cristián “Chico” Pérez: “¿Y es verdad que hacía buena cazuela, o es es un mito?”

Campos: “Es que yo hago una mejor cazuela que ella” –MIRE AQUI EL VIDEO. PARTE 5. MINUTO 11-.