¿Quién gana y quién pierde con el regreso de Michelle Bachelet a la arena política? Es la controversia del momento. ¿Qué opinan ustedes?

Pero primero, ¿es verdad que volvió?

Yo creo que el acto del domingo pasado, en que una entidad socialista internacional le entregó un premio, fue más un relanzamiento político que un funeral de lujo para su carrera.

Es cierto que la cosa se estropeó un poco al día siguiente, cuando la organizadora del evento, presidenta del Partido de los Trabajadores de Lula da Silva, fue imputada por actos de corrupción en el marco del caso Lava Jato. Pero esos son detalles.

Lo importante es que el acto marcó el regreso de Bachelet a la arena política. Y la prueba definitiva fue el tuit que lanzó ella el viernes:

“¡Porque la lucha contra el lado oscuro de la Fuerza nunca termina, defendamos juntos los logros ya alcanzados! #Gratuidad en la educación superior, interrupción del embarazo en #3causales, y 10 veces más de áreas marinas protegidas, entre otros”.#MayThe4thBeWithYou

Transcribí textualmente el tuit. Y sí, suena un poco de patio si no les explico el contexto. Ocurre que el viernes era 4 de mayo. En inglés se escribe “Maythe 4th”, o “May de fourth”. Entonces, los gringos hacen un juego de palabras con la frase más famosa de la película “La Guerra de las Galaxias”: “May de Force be withyou” (“Que la Fuerza esté contigo”). Así, cada 4 de mayo en redes sociales recuerdan la película escribiendo “MayThe4thBeWithYou”. ¿Se entiende?

Es larga la vuelta (ya saben, como volver a Santiago por Hijuelas), pero es imprescindible para explicar la ocurrencia de Bachelet. Si no, alguien podría pensar que sus facultades se perturbaron tras dejar el poder. Además, si les agrego que el tuit en cuestión iba acompañado de una caricatura suya caracterizada como la Princesa Leia (también de La Guerra de las Galaxias) queda todo perfectamente claro.

No hay de qué preocuparse.

El tema es otro: ella está de vuelta en la política y dispuesta a usar todas las armas para llamar la atención, desde fotografiarse con la compinche de Lula hasta deleitarnos con humor gringo.

Para decirlo en chileno, está tirando toda la carne a la parrilla; está dándolo todo en la pista de baile. Está de vuelta.

Pero volvamos a la pregunta: ¿quién gana y quién pierde con su regreso?

La primera vez que dejó el poder, todos sabían que volvería. Y bajo la sombra del frondoso árbol que ella es, no floreció nada. La izquierda chilena no fue capaz de producir ningún liderazgo que se atreviera a hacerle frente. Por el contrario, los brotecitos verdes que alguna vez hubo, como Carolina Tohá o Felipe Harboe, se marchitaron.

Pero esta vez se suponía que la cosa sería distinta. Ella misma dijo que terminado su segundo mandato se retiraría de la política para que surgieran otras figuras.

Pero está de vuelta. Yo creo que es un error, pensando en los intereses de la izquierda; pero no le cuenten a nadie que yo opino eso. Porfa.

Me despido con un acertijo:

La Guerra de las Galaxias es una saga de ocho episodios. En orden se llaman así: “La amenaza fantasma”; “El ataque de los clones”; “La venganza de los Sith”; “Una nueva esperanza”; “El imperio contraataca”; “El retorno del Jedi”; “El despertar de la Fuerza”; y “Los últimos Jedi”.

¿Coincidirá “Bachelet 3” con el Episodio 3 de La Guerra de las Galaxias? ¿O con cuál?

/Columna de Joe Black en El Mercurio

/gap