Barcelona ya estaba con el título en el bolsillo y Real Madrid ya está pensando en la final de Champions, por lo que el clásico del fútbol español parecía no ser tan trascendente como en otros años. Sin embargo, a pesar de ello, el duelo igual dejó una polémica entre dos emblemas de ambos equipos. Sergio Ramos y Lionel Messi.

Todo partió tras la expulsión de Sergi Roberto  por un manotazo a Marcelo en el primer tiempo. Los jugadores de Barcelona encararon al juez en el entretiempo y el más eufórico fue el astro argentino, que según testigos, le habría dicho “¡te cagas, te cagas, siempre estás igual. Hemos ganado la Liga y ya está, no hace falta que les regales el partido!”

A raíz de esto, a Sergio Ramos le consultaron sobre las palabras de la ‘Pulga’, pero el andaluz fue más allá y lejos de apaciguar los ánimos prendió más la polémica. “Le ha metido un poco de presión al árbitro, no sé si habrá cámaras o no, pero la imagen está ahí. No sé si eso habrá hecho que en la segunda parte ciertas jugadas las haya pitado de alguna que otra manera, pero sí que es cierto que en el descanso hubo lío”, cerró.

Cabe destacar que el cotejo entre Barcelona y Real Madrid jugado en Camp Nou terminó igualado 2-2, con goles de Suárez y Messi para los catalanes, y tantos de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale para los ‘merengues’.

Por Ignacio Soto Bascuñán