El ministro Felipe Larraín sacó la voz para referirse de manera escueta a la polémica generada por su viaje a una reunión de ex alumnos de la Universidad de Harvard, cuyo costo de 5 millones de pesos fue cancelado con fondos públicos.

Larraín sostuvo, en momentos que ingresaba a una reunión en La Moneda, que “está todo todo aclarado”.

“Lo he dicho muy claro, esto es la pequeñez de la política”, señaló de manera escueta.

A esto se suma un comunicado dado a conocer por el Ministerio de Hacienda, donde se recalca que “si bien hubo una invitación antes de su nombramiento, ésta fue confirmada formalmente por la Universidad de Harvard cuando ya estaba nombrado como ministro”.

“Fue un viaje de carácter público, ad honorem, a participar en un foro con repercusión internacional, el Alumni Day de Harvard, como el único expositor latinoamericano que no era profesor titular de Harvard”, agregó.

La secretaría de Estado detalló que “la invitación a exponer en el Alumni Day es un reconocimiento a la trayectoria -tanto académica como en el servicio público- del ministro Felipe Larraín, pues se trata de una actividad de la máxima importancia y que aporta información valiosa para los propósitos económicos del país, como son la recuperación de la inversión y de la clasificación de riesgo”.

Junto con ello, Hacienda expresó que “respecto de los gastos realizados por concepto de este viaje, se encuentra pendiente un reembolso de los gastos que hará la Universidad de Harvard a la Subsecretaría de Hacienda”.

“Sin perjuicio de lo anterior, si la Contraloría estimara algo distinto, la diferencia entre el costo del viaje y el reembolso de la Universidad de Harvard será reintegrada”, sentenció.

/gap