Meter el hilo en el ojal de la aguja es el trauma de muchos. En serio, algunas no podemos dormir si no logramos enhebrar la aguja, así sea sólo para cocer un botón. Los intentos son tediosos, hay quienes chupan el extremo del hilo hasta dejarlo tan baboso que es difícil sostenerlo, y ni siquiera así lo logran.

Para las que somos unas inexpertas en el arte de la costura, John Bick, usuarios de Twitter, nos trajo un video que te mostrará cuan fácil es.

El truco, según vemos en el video de John, es colocar el hilo sobre una superficie, o sobre tu mano. Presiona suavemente contra tu mano y tuerce, poco a poco verás como el hijo pasa tranquilo y sin saliva a través del ojal.

Quizá por eso dicen que “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja”.

/psg