El Gobierno solicitó esta mañana la renuncia al director del Museo Histórico Nacional, Pablo Andrade Blanco, luego de la polémica generada por la exposición “Hijos de la Libertad”, donde se incluyó la figura del dictador Augusto Pinochet junto a otras destacadas figuras de nuestra historia como Patricio Aylwin, Pablo Neruda o Michelle Bachelet.

Pinochet es recordado en la muestra con la frase: “La gesta del 11 de septiembre incorporó a Chile en la heroica lucha contra la dictadura marxista de los pueblos amantes de su libertad”. La incorporación del principal rostro de la dictadura fue rechazada desde organismos como como el Instituto Nacional de Derechos Humanos y el Museo de la Memoria

La instrucción de su salida del organismo fue emanada por la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, así como también se ordenó el retiro inmediato de la muestra. Hasta el momento no hay información respecto de un reemplazante.

“Lamentamos profundamente el daño moral ocasionado debido a esta situación, pues resulta inadmisible la forma y la selección de la cita escogida que ha causado, con justa razón, tanta controversia. Esta muestra sería la primera parte de una trilogía de exposiciones temporales asociadas a los principios de libertad, fraternidad e igualdad, por lo que se analizarán las otras dos partes de la serie”, dice el comunicado del ministerio.

Andrade es antropólogo de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y asumió el cargo en noviembre de 2015, luego de ganar un concurso público que lo convertía por tres años como máxima autoridad del museo. El profesional, además, tenía una carrera de 12 años vinculado a la Dibam, como coordinador del Sistema de Bibliotecas Públicas y en Biblioredes.

Pablo Andrade asumió como director del Museo Histórico Nacional (MNH) en 2015 tras concurso público. El antropólogo llevaba 12 años trabajando en la Dibam.

/gap