La semana pasada, la carabinera Joselin Bustamante (26) se sometió a una cirugía mayor para amputar una de sus piernas. El procedimiento se dio tras el atropello que sufrió por parte de un delincuente en la comuna de Peñaflor.

Ayer, el ministro del Interior, Rodrigo delgado, junto al general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, visitaron a la cabo, quien permanece hospitalizada.

La funcionaria policial sufrió graves lesiones tras ser atropellada por delincuentes que habían realizado una encerrona para robar una camioneta a una familia de la mencionada comuna.

A raíz de esta situación, carabineros de la 56° Comisaría detuvieron a dos menores de 17 años y una mujer mayor de edad por homicidio frustrado en contra de la cabo primero.

Retorno a las filas

En su visita al recinto médico, las autoridades quedaron sorprendidas por el ánimo de la carabinera, quien también es madre de un niño de 5 años.

La funcionaria, que hoy sería dada de alta para iniciar su rehabilitación, expresó su intención de volver a las filas de la institución para seguir sirviendo a la comunidad.

/psg