Cerca de las 18:00 horas (local), en la segunda jornada del juicio contra los dos jóvenes chilenos que se encuentran detenidos en Kuala Lumpur, Malasia, desde el 4 de agosto de 2017, se resolvió aplazar la instancia judicial hasta el lunes 27 de agosto.

La decisión de postergar se debe a que el tribunal donde se lleva la causa está saturadoy se le dará preferencia a casos de prioridad nacional.

En la audiencia que comenzó la mañana del viernes (noche del jueves en Chile), continuó su declaración el recepcionista del hotel en que se alojaban Felipe Osiadacz y Fernando Candia, el ciudadano malasio-chino Lim, quien fue testigo del incidente que terminó con la muerte de un ciudadano malasio.

Tras cinco horas y media respondiendo las preguntas del fiscal y la abogada defensora, Limse retiró de la sala y comenzó el turno de Ghazali, policía que recibió la llamada de emergencia y acudió al hotel.

La fiscal interrogó al efectivo sobre distintos momentos captados por las cámaras de seguridad del hotel y luego se realizó un receso de tres horas. Al retomar, se dispuso aplazar el juicio.

/gap