Esta semana se realizará la primera sesión de la Comisión de Ética y Transparencia de la Cámara de este periodo parlamentario.

Y uno de sus primeros casos será el del diputado UDI Ignacio Urrutia, quien el pasado 19 de abril se refirió a las víctimas de violaciones a los DD.HH. como “terroristas” mientras se desarrollaba una sesión.

El secretario de la comisión deberá dar cuenta de los requerimientos presentados, según indicó el presidente de la instancia, Bernardo Berger (RN). Sin embargo, dependerá del acuerdo de los diputados que integran la comisión poner en tabla los reclamos contra Urrutia, los que hasta ahora serían dos: uno de la diputada del PRO Marisela Santibáñez y del diputado PC Boris Barrera. Si bien ambos piden que el diputado UDI sea sancionado, el requerimiento de Barrera pide dejar sin opción el castigo más leve: el llamado al orden (implica multa de hasta el 2% de la dieta) y pide que sea sancionado con amonestación o censura. Esta última conlleva una multa que puede llegar al 15% de la dieta parlamentaria.

/gap