“Nos vamos a reencontrar”. Habían pasado casi dos meses desde que la expresidenta Michelle Bachelet dejó La Moneda, cuando el domingo 29 de abril, en medio del cóctel que siguió al homenaje que le brindó la Alianza Progresista y el Partido Socialista, la exjefa de Estado miró a sus exministros presentes en el evento y les aseguró que volverían a reunirse.

En ese momento, como es habitual en ella, no les anticipó lo que estaba pensando. Recién a partir de la próxima semana, quienes formaron parte del último gabinete de la expresidenta comenzarán a recibir la convocatoria a una reunión en la nueva sede de la fundación de la exmandataria, ubicada en calle Del Inca, en Las Condes. La fecha exacta aún no está definida, pero sería entre fines de mayo e inicios de junio, tras el regreso de Bachelet de su segunda gira internacional, la que esta vez la llevará a Corea del Sur y Ginebra y la mantendrá 10 días fuera de Chile.El objetivo de esa reunión, afirman en el entorno de Bachelet, será establecer un diagnóstico común sobre lo que está ocurriendo en Chile, dar espacio a la exmandataria para preguntar a sus excolaboradores de qué manera podrían involucrarse en el trabajo de la fundación y cuáles son sus ideas para el país.

/gap