Mauricio Pinilla se mostró conforme con la igualdad en el clásico universitario, que determinó su debut en San Carlos de Apoquindo.

“Me voy feliz por haber marcado el empate en el primer partido profesional que jugué en San Carlos”, partió diciendo.

Pero no todo fue positivo, pues la celebración que protagonizó con los hinchas le costó la suspensión para el próximo partido, luego de sufrir tarjeta amarilla.

“Siempre celebro los goles con la gente de la U, se me había olvidado que tenía cuatro amarillas y me perdía el partido con Palestino”, advirtió.

Su análisis del duelo fue tajante: “Fuimos consistentes atrás, tratamos de contragolpear. Después del gol de ellos metimos más gente en ataque y presionamos más a Católica. Tuvimos varias ocasiones importantes en donde podíamos haberlo ganado, pero creo que el empate no es injusto”, cerró.

Otras fases:

Polémicas jugadas: “Hay penales para allá, otros para acá. Algunos se cobran y otros no, sería injusto hablar sobre lo que no se cobró”.

Árbitro: “Tobar deja jugar bastante, es un árbitro que está evolucionando en positivo, se puede equivocar como cualquier ser humano pero ha tenido una evolución en relación al fútbol europeo que deja jugar más”.

/gap