Quién es Netta Barzilai, la revelación israelí que ganó el festival Eurovisión 2018

Barzilai nació hace veinticinco años en Hod HaSharon, una localidad que forma parte del grupo de ciudades satélite del norte de Tel Aviv, al lado de Hertzlia, Kfar Saba y Raanana. Allí nació también la famosa modelo Bar Refaeli.

51

Es bajita y ciertamente no entra en el canon de mujeres “bellas” según los medios de comunicación. Se podría decir que es gordita. Le gusta hacer muecas, sacar la lengua, se ríe todo el tiempo y se viste con muchos colores y ropas extravagantes.

Se llama Netta Barzilai y en la noche del sábado ganó el concurso musical Eurovisión, un fenómeno casi bizarro, poco conocido en América Latina, pero que año tras año convoca a decenas de millones de personas en todo el planeta y es un orgullo continental.

Además de aquellas características que la convierten en un personaje llamativo, Netta tiene una gran voz. Y no solamente canta sino que también puede tocar la guitarra y se luce con el looper, un instrumento electrónico para samplear y superponer voces para construir melodías y bases rítmicas.

Como si fuera poco, se presentó en Eurovisión, representando a Israel, con una canción, “Toy”, que increíblemente logró combinar un sonido pop-dance-oriental con un mensaje feminista.

Barzilai tras ganar el premio representando a su país, Israel (AFP)

Barzilai tras ganar el premio representando a su país, Israel (AFP)

El estribillo de la letra dice “I’m not your toy / You stupid boy”, No soy tu juguete, muchacho estúpido, y agrega frases como “You’re stupid just like your smart phone”, eres tan estúpido como tu teléfono celular inteligente.

Estas declaraciones antimachistas las envolvió en música excéntrica y bailable y las acompañó con referencias a Pikachu, las muñecas Barbie y osos de peluche. “Look at me, I’m a beautiful creature”, Mirame, soy una criatura hermosa, cantó Netta.

Hermosa a su manera, bajita y rara, con un toque de Adele y mucho de Bjork, Netta convenció a millones de telespectadores que votaron por ella. Enfrente tuvo a la representante de Chipre, Eleni Foureira, nacida en Albania, exitosa cantante profesional, alta, elegante, sexy, de larga cabellera rubia, una verdadera leona mediterránea.

Netta había terminado tercera en la votación de los jurados de expertos por países, pero fue justamente la avalancha de votos de televidentes -que llegaron por mensajes telefónicos o a través de la app del certamen- los que la llevaron a la cima, después de cuatro largas horas de transmisión.

Netta sostiene su trofeo (AFP)

Netta sostiene su trofeo (AFP)

De todas maneras, el fenómeno había comenzado mucho antes.

Barzilai nació hace veinticinco años en Hod HaSharon, una localidad que forma parte del grupo de ciudades satélite del norte de Tel Aviv, al lado de Hertzlia, Kfar Saba y Raanana. Allí nació también la famosa modelo Bar Refaeli.

Por razones de trabajo, su familia pasó cuatro años en Nigeria, adonde -dicen- aprendió algunos de los movimientos que usó para la divertida coreografía de “Toy”.

Al regreso a Israel, como todas las chicas judías del país, Netta pasó dos años de servicio militar (en el que también se enlistan algunas mujeres no judías, pero raramente las árabes y tampoco las judías ultraortodoxas). Su tiempo en la Marina lo pasó trabajando en el conjunto musical de esa fuerza.

Después del servicio militar, Netta estudió en una de las más prestigiosas instituciones artísticas israelíes, la Escuela de Música Rimon, en Ramat HaSharon, también en los alrededores de Tel Aviv.

/gap