La falta de sexo puede dañar tu salud física y emocional. Comienza con la aparición de imperfecciones en la piel hasta cambios drásticos en el estado de animo. Si ha pasado algún tiempo desde tu último encuentro sexual con tu pareja es posible que experimentes alguna de las siguientes señales:

1. Dificultad para dormir placenteramente, esto a causa de la falta de la hormona oxitocina producida durante una buena sesión de sexo.

2. Tu piel pierde brillo y tersura debido a la acumulación de impurezas. Con el sexo se eliminan toxinas y se mejora la circulación que favorece a la mantener la piel joven.

3. Pierdes las ganas de socializar con otras personas. Debido a la disminución en la producción de las hormonas endorfinas, que influyen en el estado de animo y humor de una persona.

4. A falta de sexo, tu cerebro comienza a bombardearte con pensamiento y fantasías sexuales.

5. Una ausencia prolongada de sexo, interfiere con tu autoestima y la imagen que tienes de ti mismo. Te vuelve inseguro y ansioso. Te sientes poco atractivo o deseada.

6. Se acumulan en tu ser emociones negativas, que te hacen propenso a la irritabilidad y el mal humor. Una persona que tiene sexo regularmente tiene un mejor humor.

7. Finalmente, además del mal humor y la irritabilidad, la falta de sexo produce un dolor de cabeza en aumento hasta llegar a la migraña crónica.

/psg