El año escolar en nuestro país está viviendo sus últimas semanas, y las clases virtuales parecen ser la tónica que se marcará de aquí al cierre del calendario 2020.

Sin embargo, en Europa la cosa está recién partiendo, y pese a que las medidas restrictivas han aumentado por culpa de la segunda ola de contagios de coronavirus, los colegios están más abiertos que nunca.

Así al menos lo asegura el ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien aún está esperanzado en ver a los niños en las salas de los establecimientos educacionales del país, y a los profes con las manos llenas de tiza frente al pizarrón, antes que llegue diciembre.

Actualmente hay 219 establecimientos educacionales con clases presenciales, mientras que existen más de 821 solicitudes para reabrir.

“Países como Alemania y Francia han decidido restringir nuevamente ciertas libertades, pero mantuvieron los colegios abiertos y eso es principalmente porque saben que el impacto en aprendizaje y en el estado socio emocional de alumnos es muy dañino”, explicó a La Cuarta el ministro Figueroa.

“Chile cuenta con protocolos más exigentes que varios países y la clave para la reapertura de las escuelas es que se cumplan con los protocolos establecidos por el ministerio de Salud y Educación”, agregó el secretario de Estado.

/gap