Colo Colo tenía que ganar como fuera a Bolívar y logró el objetivo. Sin brillar, con problemas, el Cacique tuvo que recurrir a su acostumbrado héroe Esteban Paredes para imponerse por 2-0 y así quedar con chances de clasificar en la última jornada ante Atlético Nacional en Medellín.

En el primer tiempo el local liquidó el partido, pero hasta la media hora el panorama se veía muy distinto. El inteligente trabajo de la visita tenía cortado los circuitos locales, con un Valdivia lejos de la pelota, quedando Paredes totalmente aislado.

La clave estuvo en cambiar de banda los ataques. La insistencia por izquierda con Opazo y Valdés no estaba dando resultados, y así la apertura de la cuenta llegó a los 31′ con un cambio de frente de Carmona para Fierro, lateral derecho, quien metió un centro que aprovechó Paredes para anticipar al defensa y abrir la cuenta.

Un gol totalmente psicológico que desarmó el espíritu de los bolivianos, que se veían mucho mejor parados hasta ese momento en el Monumental.

Así Paredes, aprovechando la inspiración gestó y celebró el segundo tanto a los 38′. Le ganó la posición a Pedraza, obligándolo a desviar de mala manera y así enfrentó totalmente solo al arquero Quiñónez, superándolo con un zurdazo cruzado, marca registrada.

Con estos dos goles, Paredes se aseguró ser el chileno con más goles en la historia de la Copa Libertadores con 22 tantos, superando la marca que compartía con Chamaco Valdés.

El complemento estuvo prácticamente de sobra. El duelo volvió a un ritmo lento, donde Colo Colo se olvidó de presionar en ataque y los bolivianos, con la tenencia, no fueron capaces de crearse ni una sola chance de anotar.

De hecho, las únicas dos emociones del aburrido segundo lapso fueron de los chilenos, con un tiro de Valdés a los 66′ y un cabezazo de Zaldivia a los 67′, ambos desviados de buena manera por Quiñónez.

Igual los albos tuvieron dos malas noticias, ya que Valdivia salió con problemas a los 62′, reemplazado por Rivero, y Baeza recibió una tarjeta amarilla que lo dejó suspendido para la última jornada.

El triunfo dejó a Colo Colo en el segundo puesto con 7 puntos, superando por diferencia de goles a Delfín, mientras que Bolívar quedó último de la zona pero con 5 unidades.

En la fecha final los albos visitan al líder Atlético Nacional que tiene 9 puntos, mientras que los bolivianos reciben a los ecuatorianos. Lo bueno es que el elenco de Tapia prácticamente aseguró un cupo en la Copa Sudamericana, pero irán por el premio máximo a Medellín.>

El triunfo en Colombia clasifica directamente a los albos a la segunda ronda. Y será primero del Grupo B casi con seguridad, siempre que Delfín no golee a Bolívar.

En caso de un empate albo en Medellín empieza a pesar el otro partido. Clasificará a los albos siempre que haya también empate en La Paz, o bien, que Bolívar no gane por más de cuatro goles de diferencia.

El problema más serio será en caso de derrota, que eliminará de manera automática a los albos independiente del resultado en el otro partido. En caso de que gane Bolívar, además, el Cacique quedará fuera de la Copa Sudamericana.

/Escrito por Jorge Ducci para As. Chile

/gap