Desde que llegó a Universidad de Chile de la mano de Sebastián Beccacece, Alejandro Contreras tuvo que asumir siempre un papel secundario. Todos los técnicos lo tomaban en cuenta, todos los hacían jugar, sin embargo, no le alcanzaba para pelear un lugar como titular.

Eso, hasta que Esteban Valencia se sentó en el banco del cuadro universitario. Desde ahí, el formado en Palestino suma cuatro partidos como titular, ha disputado todos los minutos y en el clásico ante la UC dejó incluso a Gonzalo Jara y Rodrigo Echeverría en la banca.

– ¿Qué le dice que Jara y Echeverría estén en la banca?
La confianza me la ha dado el técnico y estoy muy agradecido por eso. Sólo me queda jugar el próximo partido a muerte. La competencia en defensa es muy fuerte y ya he demostrado que puedo ser el defensa titular.

– ¿Cómo ha sido el entendimiento con Rafael Vaz?
Tanto él como yo tratamos de tener una buena ubicación para estar bien parados y mantener la concentración durante todo el partido.

– ¿Le ha beneficiado el cambio de línea de tres a cuatro?
Creo que sí, pero lo más importante es que el equipo tiene los jugadores necesarios para poder variar en cuanto esquema, y tenemos que hacerlo porque será un beneficio para el equipo.