El insólito manual entregado por la AFA a periodistas argentinos con instrucciones”para conquistar mujeres en Rusia”

“Muchos hombres, porque las mujeres rusas son hermosas, solamente quieren llevarlas a la cama. Tal vez ellas también lo quieran, pero son personas que quieren sentirse importantes y únicas”.

43

Las cosas sucedieron así: tres personas entraron a la Sala de Reuniones de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) e interrumpieron la charla sobre Rusia que daba el profesor Eduardo Pennisi. Una se le acercó al estrado, murmuró que había un problema, el dirigente que lo había presentado se levantó y se fue, y las otras dos personas avisaron a los presentes: “Vamos a retirarles los cuadernos, después se los devolvemos”.

Los periodistas intuían de qué se trataba. Había dos páginas del manual “Idioma y Cultura Rusa” que, bajo el logotipo de la Comisión de Deportividad, Responsabilidad Social y Sustentabilidad de AFA Educación, contenían consejos para seducir mujeres del país anfitrión del Mundial. Un colega, Nacho Catullo, lo subió a Twitter y la información se viralizó.

“Qué hacer para tener alguna oportunidad con una chica rusa”, era el título de un listado de ocho puntos, que entre varias frases polémicas señalaban: “Muchos hombres, porque las mujeres rusas son hermosas, solamente quieren llevarlas a la cama. Tal vez ellas también lo quieran, pero son personas que quieren sentirse importantes y únicas”.

“A las mujeres rusas les gusta que los hombres tengan la iniciativa, si no tienes confianza en ti mismo, entonces necesitas practicar hablando más con mujeres”, decía el ítem seis.

Y al final se leía: “Por supuesto encontrarás chicas que solo ponen atención en las cosas materiales, en el dinero, si eres guapo, tú dime. No te preocupes, existen muchas mujeres bonitas en Rusia y no todas son buenas para ti. Sé selectivo”.

Esas páginas ya no volverían a los pupitres, que tienen en una chapita los nombres de los clubes, pues allí se sorteaban los campeonatos. Pero antes de que devolvieran los manuales mutilados, Clarín le preguntó a Pennisi si él había seleccionado el material. Él contestó: “Sí. El material lo acerqué a la AFA yo. Mandé el texto hace como un mes, lo aprobaron y lo mandaron a imprimir. No me vine yo de mi casa con los cuadernitos”. También se le pidió el origen del texto y él indicó que lo había bajado de internet porque le pareció “interesante”, aunque no recordaba el sitio. “Son muy especiales las chicas rusas, ahí está bien explicado todo”, dijo Pennisi, abogado, profesor del idioma ruso, becado en tiempos soviéticos para estudiar música, y director de un coro. Para él, “son consejos muy inocentes, absolutamente ingenuos”.

Hubo periodistas que se fueron y otros que pidieron explicaciones. Pennisi nunca se consideró equivocado. Y cuando se veía venir que las páginas del manual volaban, insistió: “Se los explico yo, no van a pensar que era algo salido de lugar, ¿eh?. Ahora, si es con mala intención… yo no lo puedo creer realmente. Ahora que lo decís, eso se podría hacer tanto para una chica rusa como para un muchacho, para una argentina que vaya”.

“Es muy posible que si preguntás pavaditas, ¿de qué signo sos?, te tomen como un zoncito y no te den ni la hora. Podés llegar a intimar con una persona hablando por ejemplo de filosofía o de historia, ellos admiran muchos a las personas inteligentes. Vas a ser más seductor para una chica, en vez de cosas más mundanas, hablar de temas más profundos, sobre el alma humana. Y te hacés re amigo”, siguió, antes de pasar a hablar de los tulipanes en las plazas y las paradas del Metro de Moscú.