La Asociación Nacional de Funcionarios de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) llegó hasta la Contraloría General de la República junto al diputado de RN, Eduardo Durán, con el objetivo de solicitar un pronunciamiento ante los casos de acoso laboral en contra de la directora de Finanzas de la institución, Carmen Gloria Drago.

Según explicó el parlamentario, la idea es que el organismo “se pronuncie respecto a las denuncias de acoso, maltrato y hostigamiento laboral al interior de este servicio público por parte de uno de sus directivos, individualizado en la persona de la señora Carmen Gloria Drago Caballero”, quien es madre del diputado de RD, Giorgio Jackson.

Según Durán, “han sido muchas las denuncias a lo largo de estos últimos cinco años en contra de esta señora y no entendemos como la administración pasada no tomó cartas en el asunto para que se pusiera fin a este hostigamiento permanente y sistemático”.

Al respecto, la presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Junji, Rebeca Cardemil, agradeció el respaldo del legislador “a los que han sufrido la persecución, el acoso, el amedrentamiento permanente de la señora Drago durante todos los años que ella ha estado a cargo de la dirección de Recursos Financieros de la institución”.

“Estos no son rumores de pasillo, esto ha sido formalmente y hemos pedido insistentemente al gobierno anterior que esta persona sea desvinculada del servicio. En Junji no queremos a la señora Carmen Gloria Drago por la forma en que trata a los funcionarios”, recalcó la dirigenta.

En ese contexto, Cardemil indicó que “ella hostiga a los funcionarios, los amenaza, los humilla. Tenemos antecedentes de que por ejemplo a un funcionario administrativo ella lo manda a hacer funciones de auxiliar de servicio, eso es humillación y eso es acoso laboral”.

/gap