Si se imagina a un extraterrestre como un humanoide con la cabeza de gran tamaño y amanazantes ojos negros, quizás ande bastante desencaminado. No es así como los han concebido el doctor Brian Choo de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad australiana de Flinders y el artista gráfico Steve Grice. En el portal Sketchfab han revelado una animación tridimensional que muestra cómo sería la vida extraterrestre si esta existiera en las estrellas enanas rojas.

El equipo de expertos utilizó las estrellas enanas rojas porque se cree que es el ambiente más habitable de toda la galaxia. Según Choo, la vida en estos planetas sería principalmente anfibia y las criaturas extraterrestres tendrían encima de su piel un caparazón blindado que las pudiera proteger de las tempestades de viento.

Respecto a la supuesta vida vegetal en estas estrellas, Choo estima que se encontraría cerca del suelo y entre rocas. Ello requeriría que los animales tuvieran una boca capaz de recoger las plantas para comer y fuertes patas delanteras. Asimismo, el científico supone que estas criaturas tendrían la piel transparente para capturar la mayor radiación posible porque el espectro que emiten las estrellas enanas rojas es bajo, escribe Earth.

“Esta rara criatura pastaría en zonas de una vegetación de poca altura parecida a los líquenes y excavaría tubérculos”, explica el científico. A su juicio, estos extraterrestres tendrían “la cola parecida a una paleta” y “unas aletas vestigiales que se remontan a la etapa larvaria acuática en lagos fríos al borde de glaciares”.

El pasado 22 de febrero la NASA descubrió al menos siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de la estrella enana fría conocida como TRAPPIST-1. Se cree que al menos tres de estos planetas podrían contar con océanos y, por ende, albergar vida. Luego la comunidad científica precisó que la probabilidad de que haya vida en el nuevo sistema de exoplanetas TRAPPIST-1 es más elevada que en la Tierra.