La necesidad de que el Fisco cuente con mayores recursos no es una sorpresa para nadie, menos en la actual coyuntura de crisis económica. Y una forma de allegar recursos es a través de una mayor fiscalización por parte del Servicio de Impuestos Internos (SII) para disminuir la evasión.

Esta vez el tema que está siguiendo de cerca es el comportamiento tributario de los grupos transnacionales o multinacionales.

De acuerdo con el SII, el foco de fiscalización asociado a este sector apunta a evitar la erosión de las bases imponibles y traslados de beneficios. Esto se realiza a través de la revisión de operaciones financieras, exportaciones e importaciones, cuentas corrientes mercantiles, exenciones de impuesto adicional, remesas al exterior, establecimientos permanentes y abusos de convenios de doble tributación, además de los contribuyentes del sector minero que realizan operaciones con entidades relacionadas del exterior y empresas distribuidoras de diversos productos y servicios, entre otros.

Según el SII, este incumplimiento tributario, basado en un informe Ocde, “representa entre US$100 billones y US$240 billones en pérdidas de tributación”, lo que equivale a entre 4% y 10% de la recaudación a nivel mundial de impuesto corporativo. “Por su alto impacto en la recaudación de nuestro país, esta temática es aún más relevante. Así, por ejemplo, según la información obtenida en la declaración 1929 sobre operaciones en el exterior, 8.051 contribuyentes mantienen inversiones en el extranjero, por $87,2 billones (US$113.689 millones) equivalentes al 44% del PIB de Chile”, dice el SII.

Debido a este plan, en lo que va del año, las distintas acciones de fiscalización aplicadas por el servicio a este segmento, le ha permitido obtener una recaudación cercana a los $35 mil millones (US$45 millones). En el desglose se informó que por las acciones asociadas a la mayor fiscalización hacia los precios de transferencia, la mayor recaudación fue por $9 mil millones, (US$11 millones) y a otras acciones de fiscalización internacional que, en conjunto, alcanzaron los $26 mil millones (US$33 millones).

La subdirectora de Fiscalización del SII, Carolina Saravia, sostuvo que “por su alta participación en el comercio que se realiza a nivel internacional, las operaciones entre empresas de grupos multinacionales adquieren cada día mayor relevancia a nivel mundial y son parte de los temas definidos como prioritarios en el Plan de Gestión de Cumplimiento Tributario del SII”.

La lupa en los precios de transferencia.

Una de las normativas donde SII está poniendo énfasis es la que regula los precios de transferencia. ¿Qué son? Son los valores a los cuales una empresa transfiere o recibe bienes físicos, funciones y riesgos respecto de su transferencia y la remuneración asociada. Las normas de precios de transferencia facultan al SII a impugnar los precios, valores o rentabilidades declarados por los contribuyentes o establecerlos en caso de no haberse fijado, siguiendo los procedimientos y metodologías establecidos en la ley.

Según el SII, en los últimos años se ha avanzado en el fortalecimiento de acciones preventivas para fortalecer el cumplimiento tributario en este ámbito, entre las que se encuentra el envío de mensajes preventivos este año a más de 4 mil contribuyentes y la publicación del Catálogo de Esquemas Tributarios, entre otros. Saravia comentó que “estas transacciones entre partes relacionadas, según la información declarada en el año tributario 2020, alcanzaron a US$65.449 millones y registran una brecha de incumplimiento cercana al 5%, la que ha ido a la baja en los últimos años”.

Los expertos tributarios coinciden en que el SII ha idos avanzano en el trabajo de fiscalización de los precios de transferencias, sin embargo, añaden que queda por avanzar. “Si bien los avances son considerables también se evidencia una sobre carga al personal del área de fiscalización para la cantidad de tareas que deben realizar. Lo anterior se refleja en que las fiscalizaciones han sido centralizadas en ciertas industrias como minería y banca y operaciones específicas, lo que deja la puerta abierta a que industrias menos importantes a nivel de PIB de Chile sigan implementando esquemas agresivos de tributación internacional”, sostiene el Andrés Motta, Country Manager de BaseFirma.

Ignacio Gepp, socio de Puente Sur subraya que “con un número limitado de profesionales logran los efectos recaudatorios importantes”. No obstante precisa que donde tiene espacio para crecer es ” en materia de programa de fiscalización de establecimientos permanentes”.

¿Qué viene ahora?

Para reforzar el cumplimiento tributario de este sector, el SII creó un grupo de fiscalización especializado en operaciones internacionales y precios de transferencia en la Dirección Regional Metropolitana Santiago Oriente. “En línea con las recomendaciones del plan de acción internacional, el SII estableció nuevas obligaciones en materia de precios de transferencia, que entrarán en vigencia en el marco de Operación Renta 2021”, señalan en la entidad.

De esta forma, el SII explica que se crearon las declaraciones 1950 (denominada archivo Maestro) y 1951 (denominada archivo Local), que deberán presentarse en la Operación Renta 2021, con el objeto de obtener información específica sobre precios de transferencia de un grupo multinacional.

/psg