Destrabar inversiones y concesionar proyectos por US$ 2 mil millones al año, añadiendo también iniciativas ferroviarias, fueron algunos de los compromisos del gobierno en materia de infraestructura que señaló ayer el Presidente Sebastián Piñera en un desayuno ante empresarios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

El Mandatario abordó en detalle diversas iniciativas que impulsarán. Afirmó que el Ejecutivo está preparando la licitación de ocho rutas estructurantes, que suman “más de 1.500 kilómetros, cuyas concesiones vencen en el periodo de nuestro gobierno, con autopistas de nueva generación, como -por ejemplo- la Ruta 5 Norte Los Vilos-La Serena y Caldera-Antofagasta; la Ruta 5 Sur Santiago-Talca y varios otros tramos; la Ruta 68; la Ruta 78; la ruta que va a unir la 68 con la 78 para que no tengan que pasar por la ciudad de Santiago los que vienen del sur y van hacia el norte. Lo mismo con algunos pasos y corredores bioceánicos de integración”.

En materia aeroportuaria indicó que se va a definir e implementar el calendario de la licitación de seis terminales: Arica, Punta Arenas, Balmaceda, Calama, La Serena y La Araucanía.

Asimismo, Sebastián Piñera sostuvo que “estamos también en un plan de modernizar la infraestructura ferroviaria, y esto es en conjunto con el Ministerio de Transportes”. Añadió que para ello se contemplan las concesiones de trenes suburbanos, “como son los que estamos haciendo en la ciudad de Santiago, pero también los estamos expandiendo a muchas de las regiones de nuestro país, como es el caso de Valparaíso y Concepción”.

Además de lo anterior, está la decisión de ampliar en 130 kilómetros el metro, “de forma tal que la mitad de la población de Santiago pueda ir de su hogar a su lugar de trabajo solamente utilizando el metro y sus piernas”. Añadió que eso les permitirá a las personas “ganar tiempo para lo más importante de la vida, que es la familia, el descanso, la recreación, la cultura, el deporte”.

En materia de recursos hídricos, indicó que se debe avanzar hacia la certeza jurídica en la utilización del agua y establecer “mejores técnicas de riego, evitando la pérdida de agua por filtraciones en los embalses o en los canales”.

El Mandatario también se refirió a los esfuerzos del gobierno para agilizar inversiones y sostuvo que “hay más de 50 a 60 mil millones de dólares de proyectos de inversión que están trabados por cosas muy absurdas”.

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, comentó que se trata de un programa de infraestructura desafiante y “es harto trabajo, pero estamos empujándolo”. La autoridad explicó que los US$ 2 mil millones en licitaciones anuales consideran las concesiones tradicionales, como autopistas, aeropuertos y embalses, a las que se agregarán las concesiones en ferrocarriles suburbanos.

Montos se duplicarían

Para el presidente de la CChC, Sergio Torretti, la cifra de US$ 2 mil millones anuales en concesiones es un monto “sumamente importante”, ya que en los “últimos tiempos hemos tenido cifras de US$ 3.500 millones a US$ 4 mil millones en cuatro años”.

Así, de concretarse la meta anual del gobierno, durante el periodo de Piñera se concesionarían cerca de US$ 8 mil millones, el doble del registro señalado por el timonel de la construcción.

Torretti sostuvo que es fundamental la alianza público-privada para desarrollar la infraestructura del país.

Hospitales
El Mandatario afirmó que es relevante subir la productividad de los hospitales.

/gap