“A las niñitas UC que se escandalizan porque ridiculizo una alumna que no es capaz de responder a la pregunta acerca de qué es lo que constituye acoso, les digo:

1. Lo menos que se puede pedir de alguien que reclama por algo, es que sepa explicar qué es exactamente lo que cuestiona. No se le pidieron cifras, estadísticas, estudios de legislación comparada… solo una explicación simple, acerca de lo básico ¿Qué es acoso? ¿Qué es eso que tú dices que pasa a diario en la Universidad?

2. Si alguna se siente capacitada para marcar la agenda nacional, para enarbolar una bandera, y la prensa la toma en serio, que asuma las consecuencias. Yo al menos, la trataré como adulta y le exigiré lo mismo que a cualquiera. Si no le gusta, que no se exponga. No estoy dispuesta a tratarla como adulta para unas cosas, como niña para otras.

3. Son feministas? Quieren destacar? Estudien. Prepárense para ser grandes Abogadas. Así como van, ni siquiera con cuotas van a lograr algo. Por otra parte, no sean egocéntricas: hay mujeres que viven solas, que tienen que mantener a sus hijos sin ayuda, que no tienen formación profesional. De ellas hay que preocuparse, y ninguna ley de cuotas hará cambio alguno en sus vidas… dejen de pedir beneficios para las que ya son privilegiadas. Dejen su discurso esnobista de lado, y miren lo que pasa en Chile.

4. Les importa y preocupa el abuso sexual, la violación, el acoso? A mí más que a todas ustedes: tengo seis hijas  ¡seis! Y por eso mismo, me indignan este tipo de movimientos narcisistas que no resuelven el problema de fondo, sino que lo trivializan, por la vía de meter todo en un mismo saco, de igualar la experiencia de oír una frase desubicada o vulgar, con el hecho de sufrir un abuso o una violación. Ustedes le faltan el respeto a la gente que lo ha pasado mal. Ustedes pretenden rentabilizar la experiencia del abuso, que por supuesto  han sufrido otras ¿No les da vergüenza?

5. Respecto del hecho de ser mujer: reconozcan también que son favorecidas. Que las tratan con mayor delicadeza que a los hombres. Que se les exige menos y se les tolera más. De lo contrario, son unas mentirosas.

6. Y si quieren ser consecuentes, no se saquen la ropa ¿O acaso esa es la única herramienta que son capaces de usar para hacer ver sus puntos de vista? ¿No es esa una demostración de debilidad, de incompetencia? ¿No es eso lo que ustedes mismas les reprochan a algunos hombres: que usen el cuerpo de las mujeres como objeto de transacción, como mercancía? Porque fue eso, precisamente eso, lo que ustedes hicieron hoy… ya que no me oyen, pechuga al aire… eso siempre funciona.

Por último, a los papás, a los rectores, a los decanos, actúen como adultos por favor. Sin miedo, sin complejos, y con un mínimo sentido de la responsabilidad.”

Comentario de Tere Marinovic después de la performance de las niñitas de la PUC

/gap