Francia logró su único título mundial cuando fue organizador en 1998. El cuadro ‘bleu’ se impuso en la final a Brasil por 3-0 de la mano de un inspirado Zinedine Zidane. No obstante, los protagonistas del duelo decisivo respondieron plenamente al deseo de los organizadores, que “ayudaron” a que eso ocurriera.

“Jugábamos en casa y había que aprovecharlo. No nos íbamos a molestar durante seis años en preparar una Copa del Mundo como para no hacer pequeñas travesuras. Se hicieron pequeños arreglos ¿Crees que los demás no lo hicieron en otros Mundiales?”, señaló Michel PLatini a la radio France Bleu.

El ex capitán de los galos y ex presidente de la UEFA habla con conocimiento de causa, pues para el Mundial en su país era parte importante del Comité Organizador Local. “”Una final Francia-Brasil era el sueño de todo el mundo. Hicimos un pequeño truco”, añadió.

Platini sostuvo que como el entonces campeón del mundo, Brasil, debía ser cabeza de serie del grupo A, los franceses debían quedar únicamente en el grupo C, puesto que de esa manera si ambos terminaban como líderes de su zona sólo se toparían en la final. Lo acomodaron y finalmente los organizadores cumplieron su anhelo.

Por Ignacio Soto Bascuñán