Un nuevo interno de Punta Peuco que padecía una enfermedad terminal y que cumplía condena por violaciones a los derechos humanos falleció este viernes, en el Hospital del Tórax, donde había sido derivado.
Se trata del suboficial de Carabineros en retiro Mario Pizarro Cortés, quien había solicitado el indulto a la Presidenta Michelle Bachelet en marzo pasado.
El carabinero padecía un cáncer gástrico “con pronóstico de vida de tres meses”, según aseguran quienes conocían de su situación de salud y judicial.
Pizarro Cortés es el tercer condenado de Punta Peuco que fallece esperando el indulto presidencial. Antes que él, murieron Gustavo Muñoz y Pedro Vivian.
Hoy, existen dos condenados por delitos de lesa humanidad que aguardan el resultado del recurso de protección que interpusieron contra la Mandataria.
La Corte Suprema lo definiría en los próximos días o semanas.
El abogado de los enfermos terminales del penal, Raúl Meza, manifestó que “confiamos que la Excelentísima Corte Suprema se pronuncie favorablemente sobre la apelación”.

/gap