El 19 de agosto en una sentida reunión entre familiares de presos políticos, la Comisión de Defensa y Seguridad y la Sub Comisión de Defensa de los Derechos Humanos y Derechos Internacionales Humanitarios de la Asamblea Nacional los parlamentarios acordaron la creación de un anteproyecto que abogará por la protección y defensa de los derechos fundamentales de los presos de conciencia. Dicho instrumento será elevado a la plenaria del parlamento venezolano este martes 25 de agosto y a su vez, enviado a la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

Los diputados Karim Vera, Eliezer Sirit, Franco Casella, Luis Barragán y Julio Cesar Moreno escucharon con preocupación a los familiares de los presos políticos civiles y militares, entre los que se encontraban Xavier Murillo, hermano del Capitán Dimas Murillo, Jesús Alarcón padre del Capitán Jesús Alarcón, María Gabriela Saavedra esposa del Coronel de Aviación Juan Evaristo Saavedra y Rommy Moreno esposa de Roberto Marrero jefe del despacho del presidente de la Asamblea Nacional y Presidente (E) Juan Guaidó, quien manifestó: “los familiares de más de 400 presos políticos, compartimos los mismo pesares, las mismas violaciones de los derechos humanos, el retardo procesal y los abusos de un poder sin autonomías. Los delitos que le imputan a Roberto lo comparte con los mismos 400 presos políticos militares y civiles, acusados de terrorismo, asociación para delinquir entre otras acusaciones sin basamentos ni alegatos”.

El diputado Eliezer Sirit presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad señaló: “hoy hay mas de 200 militares presos por razones políticas, a los que a todos se les han violado sus derechos, “no se les permite ningún tipo de defensa, ni publica ni privada, para poder asumir de acuerdo a lo que dicta la constitución sobre el debido proceso, y la defensa que le corresponde a cada ciudadano injustamente detenido por el régimen de Nicolás Maduro.”

Jesús María Alarcón Hernández padre del Capitán Jesús Alarcón quien está privado arbitrariamente de su libertad, desde el 20 de noviembre del 2015 acusado de instigación a la rebelión, afirmó que su hijo está preso, sin pruebas, porque fueron anuladas y actualmente están a la espera que se reactive el nuevo juicio oral y público, “tiene ya 4 años y 9 meses de estar preso, durante este tiempo ha pasado por varios centros penitenciarios, al inicio estuvo por los sótanos de la DGCIM, en Caracas donde fue salvajemente golpeado, sometido a la inhalación de gases tóxicos, durmiendo en el piso, sin permitirle tomar el sol, dejando secuelas como dolores de cabeza, bucales y estomacales producto de los golpes recibidos”.

La historia del Coronel de Aviación Juan Evaristo Saavedra no es distinta, así lo expresó su esposa Maria Gabriela Saavedra: “Juan Pablo fue detenido el 20 de mayo del 2018, y a partir de allí sometido a numerosas torturas, a tratos crueles inhumanos, duró más de 9 días esposado, con pocos alimentos, no le permitieron asearse, fue víctima de tortura psicológica con la amenaza de la integridad de la familia, especialmente la de su hijo”.

/gap