La policía en un suburbio de Cleveland pensó que tenía a un borracho en sus manos cuando un hombre llamó para reportar a un cerdo que lo seguía a su casa desde una estación de tren.

Un oficial de North Ridgeville, Ohio, llegó a la escena el sábado temprano para descubrir que el hombre estaba muy sobrio y que, en efecto, un cerdo lo estaba siguiendo.

El policía logró meter al animal en su patrullero y lo transportó a la estación. Posteriormente, el cerdo fue entregado a su dueño.

Las autoridades informaron del caso en su página en Facebook mencionando que podría parecer “una ironía”.

/gap