El Ejército surcoreano ordenó a sus soldados posicionarse en estado de alerta ante posibles “provocaciones” de Corea del Norte tras aprobarse la destitución de la presidente surcoreana, Park Geun-hye, por su rol en un escándalo de corrupción.

El Ministerio de Defensa y el Estado Mayor Conjunto (JCS) han ordenado a todos los militares en activo que eleven su nivel de alerta y vigilancia con respecto a las actividades del ejército de Corea del Norte, según confirmó a EFE un portavoz del citado ministerio.

/Infobae

/gap