El director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, le pidió a la comunidad internacional aplicar de forma urgente a Venezuela la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Vivanco cree que la comunidad internacional debería tomar acciones cuanto antes, ya que para él la opción del diálogo ha demostrado ser ineficaz y errada. Y, por el contrario, lo único que ha conseguido es darle oxígeno al régimen de Nicolás Maduro.

El problema de Venezuela no es la falta de diálogo. El problema de Venezuela es que el Estado ha sido capturado por un régimen que actúa en términos autoritarios, no democráticos, cuyos principales gobernantes están involucrados con el crimen organizado, y cuyo propósito es aferrarse al poder“, dijo Vivanco en entrevista para el diario estadounidense El Nuevo Herald.

El director para las Américas de HRW también pidió un papel más activo y contundente de los países de la región y criticó las declaraciones de la canciller colombiana María Ángela Holguín, que recientemente abogó en favor del diálogo en Venezuela.

Un grupo de venezolanos protesta por su derecho a votar y a unas elecciones libres y justas (Reuters)

Un grupo de venezolanos protesta por su derecho a votar y a unas elecciones libres y justas (Reuters)

“Esas declaraciones fueron muy desafortunadas. Realmente es difícil entender por qué Colombia insiste en una tesis fracasada que no corresponde a la realidad de Venezuela. Es muy difícil explicar esa miopía colombiana”, manifestó.

Vivanco considera que en los instrumentos que brinda la Carta Democrática Interamericana para imponerle al régimen de Maduro un proceso de escrutinio pueden brindar algunas soluciones a la grave crisis que atraviesa el país caribeño, como lo es la escasez de alimentos y de medicinas.

/Infobae

/gap