A través de una carta dirigida al ministro de Justicia, Hernán Larraín, diputados de la UDI hicieron una especial solicitud: remover al actual director del Museo de la Memoria, Francisco Estévez, y en su reemplazo nombrar a una persona técnica interina mientras se lleva adelante un concurso por Alta Dirección Pública.

En la misiva, firmada por Juan Antonio Coloma Álamos, Gustavo Sanhueza y Nino Baltolu, piden que “organismos como el Museo de la Memoria o el Instituto Nacional de Derechos Humanos tengan una condición neutra y de Estado, más allá del gobierno de turno”, dado que “estas dos instituciones se transformaron en un botín de la izquierda”.

A juicio de los diputados, en el último tiempo la agenda de Derechos Humanos ha estado liderada por sectores de la izquierda. “Eso se ha visto reflejado en el proyecto de ley que buscaba entregar una nueva reparación económica a los beneficiados con la Ley Valech, situación que generó un conflicto que aún no es cerrado, ya que la propia oposición presentó una interpelación en su contra para cuestionar aún más la decisión de retirar el proyecto”, indican.

En esa línea, criticaron duramente a la subsecretaria de DD.HH., Lorena Recabarren, ya que “no puede ser que constantemente estemos a merced de las propuestas legislativas de los partidos de izquierda. Y que ello sea adoptado como agenda legislativa por parte de la Subsecretaría de DD.HH.”.

“El rol de esta (subsecretaría) debe ser asumido con propiedad y responsabilidad, pero principalmente enfocado en la defensa del gobierno y del sector al cual representa, y no transformarse en comparsa de lo que quiere la oposición”, manifestaron.

/gap