El programa Mentiras Verdaderas contó la dramática historia de Paula Díaz, joven chilena de 19 años que le exige al gobierno que la escuche en su petición de eutanasia.

Desde hace cuatro años, Paula tiene el cuerpo rígido, las manos agarrotadas y las piernas se le doblaron hacia la espalda. Lo que hace más compleja su situación es que los médicos aún no tienen un diagnóstico concluyente para su caso.

“Lo que yo pido es que Dios me lleve durmiendo para no sufrir más, porque las crisis que me dan son muy terribles. El sufrimiento permanente… la tensión de mis extremidades. Es tanto el dolor, que aguantarlo me cansa”, expresó la joven en su relato.

Agregó que “yo no duermo y trato de aguantar este infinito sufrimiento que está en todo mi cuerpo. Pero mi cuerpo ya no resiste más sufrimiento y no puedo descansar. Por eso tengo que sacar la voz”.

En esa línea, hizo una directa solicitud al Gobierno, tal como lo hizo en 2017 a Michelle Bachelet: “quiero pedirle y explicarle al Presidente Piñera, porque aquí el problema es el desconocimiento y la ignorancia. Sólo pido que luego me llegue la eutanasia. Si uno pide esto, no es fácil, pero espero que me entiendan y que ya se me dé mi descanso”.

TAGS