Una segunda mitad de la fase de grupos para el olvido concretó Universidad de Chilecon la caída ante Vasco da Gama en el Nacional, derrota que los dejó últimos del Grupo E y fuera de toda competencia internacional para el segundo semestre.

En ese sentido, la baja del nivel futbolístico en la U tiene muchas variables que complicaron su funcionamiento, cuyo punto de partida es el superclásico perdido ante Colo Colo. De ahí en adelante la U no fue la misma en cancha y eso se vio reflejado en la Copa Libertadores.

Errores defensivos

En el partido con Racing en el Nacional la barrera se abrió en el tiro libre del gol de Donatti y con Vasco da Gama acá, De Paul primero y Jara después se equivocaron fuertemente en los goles brasileños. El desastre en Belo Horizonte es otro de los factores que muestran la fragilidad de la U en este aspecto.

Pero más allá de los errores que costaron goles, en la segunda mitad de la fase de grupos la U siempre estuvo jugando al filo de algún error de sus centrales, incluso el aplaudido Rafael Vaz cometió errores que lo sacaron de la alineación y otros que pudieron costar goles.

Falta de finiquito

La U sólo anotó dos goles en toda la fase de grupos de la Copa Libertadores, y los dos los hicieron volantes: Angelo Araos ante Vasco da Gama en Brasil y David Pizarro contra Racing en Santiago.

La estadística se endureció en la segunda mitad de la fase de grupos, ya que la U no sólo no anotó, sino que recibió 10 goles en contra en 3 partidos.

Decisiones técnicas cuestionadas

Primero fue con Ángel Guillermo Hoyos. La U se replegó tras hacer el primer gol en varios partidos importante del torneo y de la copa, Colo Colo y Racing en el Nacional por poner algunos ejemplos, y terminó dejando escapar resultados. El esquema incluso fue cuestionado en su momento abiertamente por el propio Johnny Herrera, algo que no cambió.

Por otra parte, con Hoyos también se criticó el hecho de que tanto el propio Herrera como Pinilla fueran titulares reconociendo que estaban lesionados.

Y por último en el interinato de Esteban Valencia se criticó también su lectura en los últimos partidos, en los que se notó su falta de experiencia para resolver situaciones de juego durante el desarrollo de los encuentros.

El desastre ante Cruzeiro

Este partido es clave en la eliminación de la U. El 7-0 en contra terminó siendo factor determinante dado que los azules quedaron fuera de la Copa Sudamericana por diferencia de goles ante Vasco da Gama.

En este duelo además, ante la ausencia por suspensión de Ángel Guillermo Hoyos, el cuerpo técnico demoró demasiado en reamar la defensa tras las expulsiones de Christián Vilches y Rodrigo Echeverría. Sólo después del 4-0 ingresó a Alejandro Contreras y después del 5-0 entró Rafael Caroca, determinante si se toma en cuenta que la U quedó fuera por uno o dos goles de diferencia.

La gran cantidad de bajas

Uno de los últimos factores que explica la eliminación azul es la gran cantidad de ausentes que tuvo en la derrota ante Vasco da Gama. Finalmente fueron seis los jugadores que estuvieron ausentes, cinco de ellos titulares.

Ante los brasileños, Lorenzo Reyes y Angelo Araos quedaron fuera por suspensión, mientras que Johnny Herrera, David Pizarro, Franz Schultz y Matías Rodríguez fueron baja por lesión.

/gap