Karol Lucero compartió un video en su cuenta Instagram donde se le ve animando un evento en una discoteca -MIRE EL VIDEO AL FINAL DE ESTA CRÓNICA-. El panelista del matinal de Mega y locutor radial es presentado, avanza hasta el borde del escenario y acerca sus manos para saludar al púbico de las primeras filas, compuesto solamente por chicas adolescentes y veinteañeras que gritan.

Una de las jóvenes lo toma fuertemente. Lo mismo hacen otras, hasta que Lucero se va de bruces y cae sobre ellas. Luego, con bastante ayuda, vuelve a subir al escenario.

En Mucho Gusto revisaron este video y se preguntaron que hubiese ocurrido si la protagonista de tal situación fuese una mujer, como por ejemplo María José Quintanilla. En la discusión hubo comentarios de bastante molestia:

Karol Lucero: “Me hicieron examen a la próstata, me toquetearon por todas partes, pero yo me reía. Salimos, les di las gracias, las niñas fueron súper efusivas y fue algo como normal. ¿Pero qué pasaría si fuese una niña a la que tiran abajo al público y son solo hombres y la empiezan a toquetear?

Karla Constant: “Si hubiera sido la Coté”

Lucero: “La Coté en un evento, ¿qué diríamos hoy día?”

Maldonado: “Súper bueno lo que estás diciendo, porque no me cabe la menor duda que a usted lo revisaron por todas partes”

Begoña Basauri: “Nosotros ayer hablábamos esto, porque yo le decía a Karol que parte del respeto… ¿Por qué siento que tengo el derecho de toquetearlo? Está súper bien que zanjemos esto, porque si hubiera sido al revés, de verdad que hoy día estaríamos con la ministra, probablemente, y entendiendo que no se pueden pasar los límites. ¿Pero por qué los hombres están obligados a tener más tolerancia con eso?”

José Miguel Viñuela: “Si tú lo llevas al plano del acoso callejero, al plano de que en una construcción los obreros no pueden ni siquiera gritarles a un kilómetro de distancia a una niña que va caminando abajo. Eso frente a esto”

Constant: “Más allá de que tú te reíste y todo ¿cómo te sentiste?”

Ivette Vergara: “¿Pero te reíste?”

Lucero: “Sí, al final no te queda otra. ¿Qué haría una mujer si la empiezan a tocar? Quizás empezaría a dar charchazos. Imagínate”

Basauri: “La reacción de Karol también está aprendida y está sociabilizada. Porque yo, como mujer, me pasa eso, me arrastra el público y me toquetean entera, yo no podría haber seguido animando. Me voy llorando al camarín. Si Karol hace eso, ‘ah, se da color’, ‘¿qué te importa que te manoseen un poco?’. También se le obliga al hombre a tener cierta tolerancia que no corresponde”

Lucero: “Yo en ese momento lo vi como algo cotidiano, normal. Seguí animando. Me ha pasado muchas veces, en realidad”

Ivette Vergara: “Uno escucha a los hombres decir ‘se están poniendo tantas restricciones’. El otro día escuchaba a un grupo de hombres que decía ‘si me gusta, engancho con alguien en un restorán y me quiero acercar, ahora tirito poh. Porque se ha puesto tanto límite, que si la abordo, me acerco, le digo algo, me puede decir ‘me estás acosando’.

“Esto es lo mismo. ¿Cuáles son los límites? Que sean límites reales y con sentido, porque me parece un descriterio que, si te piden el celular, te vayan a acusar de acoso. Pero en esto para mi hay acoso. Acá hay acoso ¡Esto es acoso!”

Lucero: “Debo ser súper honesto, porque esto no me molestó, ni me sentí vulnerado. Por eso después subí el video. Pero después al darle la segunda vuelta, cuando lo conversé con amigos, cuando lo conversé con las chicas ayer, en realidad ¿si fuese la misma situación, pero solamente cambia el sujeto, el público masculino y la que tiran femenino?”

Maldonado: “Estaría en todos los canales de televisión.

Rodrigo Herrera: “Esto no es aceptable, esto no es tolerable, esto no debiera ocurrir. Yo sé que estamos pasando por un período bien restrictivo, donde se fija el límite. Algunos limites pueden parecer exagerados ¿pero por qué se fija el límite? Se fija el límite porque los hombres nos cansamos históricamente de traspasar todos los límites. Entonces tenemos que buscar después un punto de equilibrio, pero ahora es momento de regular”

Maldonado: “Si nosotros queremos límites, también tenemos que regular nuestros límites”

Lucero: “Una pregunta, ¿cuál debería ser mi reacción al respecto en un futuro? ¿Debería no volver a animar?”

Maldonado: “¿Sabes lo que yo haría? ‘Yo soy animador, las quiero mucho, las adoro, las idolatro, pero yo me subo al escenario y no me vuelvan a tirar’”

Herrera: “En la misma buena onda quizás tú puedas salir de la situación, subir al escenario y lo que estás planteando ahora, planteárselos a ellas”.