El excandidato presidencial del Partido Progresista, Marco Enríquez Ominami (ME-O), anunció que hará un paréntesis en su carrera política y dedicará este tiempo a los problemas judiciales que enfrenta.

En una carta publicada en su página de Facebook, ME-O culpó a la derecha de su actual situación.

“Nos ganaron esta partida, y a mí me convirtieron en el chivo expiatorio de todos los males de la política. No me importa, lo acepto. Porque si tengo que ir a pelear al quinto infierno, al quinto infierno iré gustoso por defender, no mis ideales, por defender lo que es preciso para el pueblo”, escribió.

Añadió que “(…) debo concentrar mis esfuerzos en defenderme de la infamia y la injusticia. He ganado enemigos poderosos, quienes, como dijera Borges, de tanto poder tienen mucho de la confusión y crueldad de las cosmogonías bárbaras, y también mucho de su ineptitud gigantesca. Son crueles, poderosos, pero también confusos e ineptos. Sé que voy a ganar”.

Finalmente escribió: “Entendí claramente el dictado del pueblo el día de las elecciones, y como dije ese día y repito ahora, entendí que, por ahora, no soy yo el llamado por el pueblo a dar la pelea, y que, por lo tanto, he decidido hacer un paréntesis a mi vida política, por ahora”.

El ex candidato enfrenta una querella por delitos tributarios por parte de la Fiscalía y otra del Servicio de Impuestos Internos por la facilitación de facturas a SQM Salar y dos a SQM, por cerca de $400 millones, entre los años 2009 y 2014.

Tags