Carabineros detuvo anoche a un grupo de 30 personas de nacionalidad peruana que fue sorprendida en una fiesta clandestina en pleno toque de queda, evento realizado en un domicilio ubicado en la comuna de Cerro Navia.

“Recibimos un llamado del personal de seguridad de la Municipalidad, que en un domicilio de la comuna de Cerro Navia se estaba produciendo una fiesta ilegal. Carabineros, oportunamente, llega hasta este domicilio y ve indicios de que hay una fiesta al interior, por ende, ingresa y procede a la detención de 30 personas”, relató el capitán Matías Riquelme, oficial de ronda de la Prefectura Occidente.

“Recibimos un llamado del personal de seguridad de la Municipalidad, que en un domicilio de la comuna de Cerro Navia se estaba produciendo una fiesta ilegal. Carabineros, oportunamente, llega hasta este domicilio y ve indicios de que hay una fiesta al interior, por ende, ingresa y procede a la detención de 30 personas”, relató el capitán Matías Riquelme, oficial de ronda de la Prefectura Occidente.

Se trata de 14 adultos, 12 adultas y cuatro menores de edad, dos hombres y dos mujeres. Además, en el lugar se incautó una gran cantidad de cerveza, un equipo de música y un equipo de videovigilancia DVR, el cual habría sido utilizado para mantenerse al tanto de la presencia policial en los alrededores.

“La totalidad de los detenidos son de nacionalidad peruana, la mayoría con RUN nacional, así que ninguno de ellos tiene antecedentes penales. Logramos identificar a una persona, como más representativo, que es la que mantiene una pieza al interior de este domicilio y es la que está pasando como más representativo (como posible organizador del evento), pero tampoco tiene antecedentes. Es uno de los que arrienda una de las piezas al interior del inmueble y no tenemos información del dueño”, sostuvo Riquelme.

/gap