“De aquí a lo que queda del año créanme que van a pasar muchas cosas. Cosas necesarias, pero no desde el miedo, sino que es todo lo necesario para la nueva tierra”, dice Kenita Larraín en su faceta de numeróloga.

Desde al menos 2004 que nació el interés de la ex modelo y también Ingeniera Comercial por la búsqueda espiritual a través terapias alternativas y en las ciencias ocultas. Y desde 2008 se inició en reiki, luego en numerología y ha hecho diplomados y talleres, incluido uno de ancestrología con Pedro Engel.

En enero pasado Larraín dijo en Hola Chile: “El 2020 podrían seguir los cambios, ocurriendo cosas que no estamos tan preparados, no nos van a gustar, porque nos van a doler”. Estos dichos fueron muy comentados en las redes sociales meses después, con la llegada del coronavirus y las cuarentenas.

En tanto, ahora la figura televisiva realizó una nueva predicción en Francamente, espacio que Fran García-Huidobro transmite a través de las plataformas digitales de Canal 13. Esta fue parte de esa conversación:

Kenita Larraín: “Hay personas que se manejan desde la adivinación, otras desde la canalización. Pero lo que yo he estudiado por muchos años, numerología, uno puede hacer una proyección y sabe más o menos qué energía tienen los números, hacia dónde vamos. La combinación de los números y qué energías son las que nos van a acompañar en ciertos periodos. Y efectivamente, esto se veía venir, pero es distinto vivirlo.

“Es un cambio planetario. De aquí a lo que queda del año créanme que van a pasar muchas cosas. Cosas necesarias, pero no desde el miedo, sino que es todo lo necesario para la nueva tierra. Lo dicen los Mayas, que entramos al periodo de la tormenta azul. Y la tormenta se va a llevar como toda la estructura, todo lo antiguo”

Francisca García-Huidobro: “¿Y por qué no se lleva a la gente mala de pasadita?”

Larraín: “¿Y tú crees que no está pasando eso?”

García-Huidobro: “No sé, Kenita. Yo, siendo una ignorante, siento que de alguna manera la naturaleza nos quiere decir algo”

Larraín: “Sí, pero todos somos ignorantes. Uno puede saber mucho de unos temas, pero siempre eres ignorante en otros”

García-Huidobro: “No me parece que sea antojadizo que haya una pandemia. No me parece antojadizo que muchos países están entrando en crisis. La naturaleza tiene algo que decirnos y nosotros, por primera vez, tenemos que escucharla”

Larraín: “La naturaleza para mí es la divinidad. La naturaleza es abundancia. Claramente los seres humanos teníamos, y no me quiero incluir, porque siento que siempre he amado mucho la naturaleza, los animales y todo. Pero como sociedad estamos poco consciente de la maravilla y el gran regalo que teníamos con respecto a eso.

“Ahora, se habla de que van a venir muchos cambios, pero que son necesarios, porque la Tierra… Recuerda que antiguamente la resonancia de Schuman, que es la vibración de la tierra, estaba en 7.83”

García-Huidobro: “Yo así como que entendiera, pero no entiendo nada…Pero bueno, dale, te escucho”

Larraín: “Hoy se mide y estamos en 40 y se habla que vamos a llegar a 56. Se habla de un cambio planetario porque estamos pasando de la tercera dimensión, donde está toda la dualidad, a una quinta dimensión, donde va a haber una energía y vibración mucho más elevada. Y Gaia, la Tierra, va a cambiar igual y va a ascender igual, con nosotros o sin nosotros.”

García-Huidobro: “¿La naturaleza va a decidir quiénes nos quedamos? Digo ‘nos quedamos’, porque en una de esas voy a ser la primera en irme despachada. ¿Pero vamos a tener que cambiar? O nuestros hijos, en el caso tuyo tu hija, en el mío mi hijo. ¿Qué nos convoca para ellos que van a vivir más el cambio que nosotros?”

Larraín: “Nosotros vamos a vivir, y me siento en ese sentido como cabra chica por saber cómo vamos a vivir estos cambios, de la 3D a la 5D. Todos estos cambios que está haciendo la Tierra, si bien hay una transición de varios años y los cambios no se van a dar de la noche a la mañana, va a ser un proceso, pero igual vamos a ser testigos de este antes y después y eso lo encuentro maravilloso.

“Estoy segura que, en muchos años más, va a haber una Tierra totalmente diferente, porque nosotros vamos caminando en la unidad donde nos vamos a dar cuenta que vamos a vibrar desde el amor, en una Tierra mucho más consciente, más desde la comunidad. Por eso se van a caer todas las cosas que nos dividen, todas las cosas que hacen a algunos seres más importantes que otros, etc.

“Cuando estemos en una frecuencia más alta, la tendencia es a que ocurra eso, porque vamos a estar en una frecuencia de amor, donde no hay diferencias. Es como cuando tú piensas en la divinidad, ni siquiera voy a decir Dios, porque se asocia a algo muy religioso. La divinidad, la naturaleza, el puente, el creador de todo lo que es. Cada uno tiene su forma de llamarlo y cree en lo que quiera, pero para él todos somos iguales.

“Él no dice ‘esta persona es oriental o blanca, esta persona viene de acá o de allá, o tiene más dinero o menos dinero’. Todos somos sus hijos y somos almas que estamos en esta dimensión. Estamos encarnados en un cuerpo para vivir una experiencia física donde venimos a aprender ciertas cosas importantes que, como alma, decidimos venir a aprenderlas, a trascender, a evolucionar. Eso es el amor.

“Hemos estado en un sistema donde siempre hemos sido muy divididos. Divididos por esto, por esto otro, dividido por barrio, por religión. División, división”.

/psg