Se trata de uno de los problemas que más sufren las parejas, muchas veces en silencio. No gozar de una vida sexual plena y satisfactoria puede ser el detonante para la ruptura, cuando no para la infelidad. Aunque muchas veces le damos demasiada importancia, el sexo es uno de los primeros atributos que consolidan la buena salud de una pareja o unión conyugal.

Si creéis que vuestros problemas en la cama están afectando a la relación, lo mejor que podéis hacer en estos casos es poneros en manos de un profesional o terapeuta para que trate vuestro caso. Aunque si tan solo pensáis que se debe a una falta de líbido, la solución puede estar más cerca de lo que parece. Tal vez os haga falta más comunicación y confianza para hablar de lo que verdaderamente os apetece y salir de la rutina para fomentar la unión entre vosotros.

El estrés provoca la liberación de cortisol, que cuando se genera en cantidades excesivas, puede acabar con la libido

O quizás cambiar de estilo de vida. Lo que comemos y hacemos en el día a día influye mucho en las relaciones íntimas. Como sucede en otras áreas de la vida cotidiana, si reproduces malos hábitos constantemente te sentirás menos a gusto con tu cuerpo, mucho más irritable mentalmente y todo ello también deparará consecuencias en tu libido. La revista ‘Femina’ ha reunido algunos de las peores costumbres que pueden arruinar tu vida sexual.

La comida basura

Además de no ser nada recomendable para llevar una vida sana y no sufrir sobrepeso, los carbohidratos, las grasas y los azúcares que contienen esta serie de productos no son nada buenos para tu libido, ya que aumentan el colesterol y disminuyen el flujo sanguíneo hacia órganos específicos, como vienen a ser los genitales. Si crees que consumes muchos de este tipo de productos, lo mejor que puedes hacer es adaptar tu dieta e ingerir más frutas y verduras que sean ricas en vitaminas, zinc o magnesio.

El alcohol

Aunque en muy pequeñas cantidades puede ser beneficioso para relajar los nervios en los preliminares de una relación sexual, debes tener muchísimo cuidado, ya que en ningún caso debes pasarte. El consumo excesivo de alcohol puede obstaculizar el flujo sanguíneo en los órganos vitales, además de tener un impacto fisiológico, cognitivo y conductual muy severo que puede causar disfunción eréctil.

El estrés de la vida cotidiana

El estrés provoca la liberación de cortisol, también conocida como la hormona del estrés. Cuando se genera en cantidades excesivas, puede acabar con la libido. Una de las causas más comunes por la que las relaciones sexuales entre parejas pierden calidad o frecuencia es por el hecho de tener demasiadas responsabilidades. sobre todo en el trabajo o con los hijos.

Lo mejor que podéis hacer en estos casos es encontrar siempre un momento para vosotros, ya sea solos o acompañados de la otra persona. También puedes apostar por ejercicios que reduzcan esta ansiedad, como por ejemplo el yoga, la meditación o algo tan simple como salir a caminar por algún paraje natural.

El sobrepeso

Aunque esta causa está en mayor o menor medida relacionada con las tres anteriores, tener sobrepeso no solo es malo para la salud física de quien lo sufre, sino también para su salud mental. El hecho de verse más hinchado frente al espejo hará que tu autoestima y confianza baje, de ahí que te apetezca menos mostrarlo a otras personas o a tu pareja. Desgraciadamente, vivimos en unos tiempos en los que existe una presión brutal al respecto, con unos cánones de belleza que solo permiten a personas delgadas. Sea como sea, la obesidad es un trastorno que puede provocar enfermedades a largo plazo como la diabetes o la hipertensón. Por ello, si estás buscando perder peso pero aún no sabes cómo, aquí tienes una serie de artículos que te pueden venir muy bien en tu camino hacia la vida saludable.

/psg