Anoche, hasta pasadas las 23.00 horas, la toma feminista de la Casa Central de la U. Católica seguía sin fecha de término y sin alcanzar tampoco un acuerdo concreto con las autoridades universitarias. Sin embargo, el rector de la casa de estudios, Ignacio Sánchez, se declaraba “optimista”, tras haber haber tenido largas conversaciones con representantes del movimiento, en dos momentos del día.

“Creo que tanto ellas como nosotros hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por el diálogo. Firmamos un protocolo de acuerdo, de más de tres páginas, que ellas verían con su asamblea durante la noche. Por eso, estoy optimista de que se dará algo positivo para todos y mañana (hoy) podremos coordinar el levantamiento de la toma”, indicó la autoridad universitaria a CNN.

Mientras las voceras dialogaban con el rector dentro del edificio, en el frontis se realizó una velatón, en la que participaron cerca de 500 personas, en medio de consignas feministas. Allí recibieron el primer apoyo político: Beatriz Sánchez, ex candidata presidencial del Frente Amplio, quien aseguró que “esta toma histórica muestra lo que está pasando en Chile, la única manera de hacer cambios es así”.

/gap