Con el fin de cumplir con el plazo comprometido por el propio ministro de Justicia, Hernán Larraín, ante la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados, el gobierno ingresará hoy la indicación sustitutiva al proyecto de ley que reforma el sistema de adopción en Chile, permitiendo así que la instancia revise la iniciativa en su sesión de este miércoles 30.

Así lo confirmó ayer el secretario de Estado a La Tercera. “Mañana (hoy) vamos a ingresar esta indicación sustitutiva, luego de haber escuchado a muchas instituciones, a los propios parlamentarios, a sus asesores y recogiendo experiencias anteriores, de manera de poder avanzar en un tema que es crucial para el futuro de los niños que están hoy día en situación de vulnerabilidad”, dijo.

El ingreso de la indicación se da luego de que el Ejecutivo no cumpliera con efectuar el trámite el pasado 15 de mayo a petición del propio Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien optó por revisar personalmente los detalles del texto. En esa ocasión, Larraín pidió disculpas ante la comisión, asegurando que al interior de La Moneda surgieron “inquietudes” y “dudas” que no fue posible despejar.

Uno de los puntos que tensionan al oficialismo es precisamente la posibilidad de que el gobierno termine permitiendo la adopción homoparental. Durante el fin de semana, parlamentarios del ala liberal de Renovación Nacional instaron al Ejecutivo a no “discriminar” a ningún tipo de familia.

Ayer, Larraín optó por no ahondar sobre el contenido del proyecto de ley, aunque aseguró que “la propuesta, básicamente, se inspira en los principios del interés superior del niño como concepto y estructura, lo que produce cambios muy significativos”.

Las palabras del titular de Justicia, así, van en línea con lo que el propio Piñera había adelantado días atrás, asegurando que la propuesta de Palacio privilegiará el derecho de los niños a ser adoptados y no el derecho de las familias.

La semana pasada, el Mandatario aseveró que la indicación mantendría algún tipo de prelación y que -finalmente- sería un juez de familia el que defina cuál es la mejor pareja para adoptar al menor de edad.

“Vamos a darles preferencia a las familias que mejor cumplen con esos requisitos (…); no se trata de discriminar a nadie, pero quiero recordar que el criterio, el objetivo y el norte es encontrar la mejor familia para cada niño. Y muchas veces la discusión en lugar de centrarse en los niños se centra en quiénes van a adoptar. El derecho es del niño”, sostuvo el Mandatario.

Prelación: el nudo

Hasta el cierre de esta edición, la indicación aún no era socializada por el Ejecutivo con los parlamentarios oficialistas, sin embargo, los partidos ya daban por sentado que el Presidente Piñera no incluiría la adopción homoparental en el proyecto.

“Hay coincidencia entre las colectividades en que el trámite es extremadamente engorroso, por lo tanto, todos creemos que agilizar el trámite debiese estar entre las primeras prioridades”, afirmó ayer la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

Por su parte, el jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, coincidió con la senadora, pero expresó que para Evópoli la lógica es que se elimine la prelación. “Primero esperamos que se destrabe el proceso de adopción para que aquellos niños sean adoptados efectivamente por una familia. Segundo, que no se dé ninguna discriminación o prelación de parejas respecto de otras. Pienso que al mismo cumplimiento de condiciones debe existir un mismo derecho”, dijo el diputado.

En contraparte, Van Rysselberghe añadió que se debe mantener la prelación actual de la ley. “Nunca ha habido reclamos en relación a eso (prelación). Dado que eso no genera problemas, entonces, debiese mantenerse la ley como está. Hoy, la ley privilegia a las parejas heterosexuales, no a los hombres o mujeres solos o situaciones que son bastante anecdóticas”, indicó la senadora.

En el habitual comité político de los lunes en La Moneda, los partidos esperan conocer los detalles de la iniciativa.