La ciudadanía colombiana decidirá este domingo 17 de junio, entre Iván Duque y Gustavo Petro, quién será el sucesor de Juan Manuel Santos como nuevo presidente. Será una jornada mundialista y con un candidato favorito en las encuestas, pero la alta polarización a la que se sumerge el país hace esperar una alta participación en las urnas, que este domingo fue la mayor en los últimos 20 años.

Sin opciones en el centro, la división entre Duque, candidato del uribismo, y Petro, acusado de defender al chavismo, es profunda. Principalmente, se manifiestan en lo que respecta al Acuerdo de Paz, firmado entre el gobierno colombiano y las FARC, que puso fin a medio siglo de conflicto.

Las principales banderas

Duque, abogado de 41 años, propone fortalecer las Fuerzas Militares y la Policía Nacional para enfrentar a los grupos armados ilegales como las disidencias de las FARC, el ELN y las bandas criminales. Su programa de gobierno contempla una guerra frontal contra el narcotráfico a través de programas de erradicación de cultivos ilícitos. Con mano firme, promete acelerar el crecimiento económico.

Duque consiguió el 39,1% de los votos (AFP)

Duque consiguió el 39,1% de los votos (AFP)

Petro, economista de 58 años y ex alcalde de Bogotá, busca cambiar el modelo económico colombiano, dependiente del petróleo y del carbón, con un plan que subiría los impuestos a dueños de tierras improductivas, con el fin ulterior de entregárselas a los pobres y aumentar la producción agrícola. Promete expandir la clase media colombiana y respetar a sus opositores políticos.

Economía

El candidato del Centro Democrático tiene un plan económico que contempla la reducción de impuestos a las empresas, el aumento de salarios a los trabajadores, una reforma tributaria que reduzca la evasión, la creación de empleos formales y continuar el desarrollo minero del país con los más altos estándares de responsabilidad ambiental.

El contendiente del Movimiento Progresistas busca impulsar una reforma tributaria que grave el pago de dividendos, el envío al exterior de utilidades de empresas y que elimine las exenciones tributarias que benefician a grandes empresarios e inversionistas.

Gustavo Petro llegó al 25,1% (Reuters)

Gustavo Petro llegó al 25,1% (Reuters)

Paz y justicia

Duque se opone a que los ex comandantes de las FARC ocupen cargos políticos en el Congreso antes de que enfrenten un tribunal especial y paguen por sus crímenes de guerra. Sin embargo, en el último tramo de la campaña aseguró que no rompería el acuerdo y pensaba mejorarlo para conseguir “paz con justicia”.

Petro, ex miembro del movimiento desmovilizado M-19, respalda el acuerdo firmado y prometió respetarlo, con el objetivo de integrar a sus miembros a la sociedad y crear un partido político.

El acuerdo de paz, eje de la campaña

El acuerdo de paz, eje de la campaña

Otras propuestas

El candidato derechista busca combatir la corrupción confiscando los bienes de las personas implicadas en este delito quienes pagarán penas efectivas de cárcel. También propone instaurar la cadena perpetua para los violadores y asesinos de niños. Promete mejorar la cobertura de la educación y la salud como estrategia para reducir las desigualdades sociales del país.

El líder de izquierda propone reducir la desigualdad social con un sistema gratuito y universal de acceso a la educación terciaria, una banca pública que garantice crédito a bajo costo a pequeños y medianos empresarios. En salud, apuesta a un sistema público, gratuito, preventivo para todos los colombianos sin ninguna discriminación.

Posibles alianzas

Iván Duque se perfila como máximo favorito para el ballotage por los casi 15 puntos que lo separan de Petro. De todas formas, buscará consolidar apoyos para evitar sustos de última hora.

Se espera que Germán Vargas Lleras, candidato de los partidos de derecha Cambio Radical y La U, respalde al uribismo. Si se suman los 7 puntos alcanzados el domingo, con votantes que difícilmente votarían a la izquierda, la victoria está casi asegurada.

El actor de mayor peso es Sergio Fajardo, quien consiguió el 23,7% de los votos y quedó a menos de dos puntos de Duque. No obstante, el ser una candidatura que aglutinaba a varias formaciones políticas hace difícil prever que sus votos se traspasen en masa a alguno de los candidatos.

/gap