Unión La Calera sumó seis victorias consecutivas, algo inédito en su historia. Y lo hizo con una clara victoria 2-0 sobre Colo Colo en el estadio Monumental, en el partido que cerró la primera rueda del Torneo Nacional 2018.

El elenco calerano es como esos boxeadores que parecen dominados, pero que al final terminan ganando. Por puntos o por KO, pero terminan alzando los brazos. Por algo la escuadra que dirige Víctor Rivero ha batido varios récords del club. Silenciosamente mata a sus rivales.

En la primera parte, las mejores ocasiones de gol fueron para Colo Colo. Con mucha mayor posesión de balón que si rival (64% contra 36%), el Cacique convirtió en figura a Claudio González. El ‘Halcón’, con 28 años en su cédula, debutó en un partido de Primera División, nada menos que en Macul.

González evitó el tanto de Octavio Rivero con un gran achique a los 20′. Y también tuvo la cuota de suerte necesaria, como todo en la vida. Dos minutos más tarde, el propio uruguayo sacó un zapato desde lejos y el balón pegó en el palo. A los 45′, fue César Pinares el que fusiló al arquero, pero el balón dio en el travesaño.

En el inicio del segundo tiempo, apareció la máxima figura cementera para abrir la cuenta: Brian Fernández. El argentino, que relanzó su carrera en el fútbol chileno, probablemente jugó su último partido con la camiseta de Unión La Calera, ya que tiene un acuerdo con el Necaxa de México.

Por eso la emoción de Fernández en el festejo del gol. Casi entre lágrimas. Como una alegre última vez, el ex Racing recibió un pase de Gonzalo Abán y definió con delicadeza para vencer a Brayan Cortés.

Sin embargo, no fue lo último que tenía preparado Brian Fernández. A los 71′, el talentoso argentino enganchó con la derecha y finiquitó con un zurdazo que se alejó cada vez más de Cortés. Pasó de la emotividad de la celebración en el primer gol, al completo delirio y grito tras una verdadera obra de arte.

/Escrito por Luis Reyes para AS Chile

/gap