Aficionado a la música y a su gran pasión como es la fotografía, el cabo segundo de Carabineros de Alto Hospicio, Iván Bezama se ha transformado en todo un sex symbol tras sus infartantes fotos que tiene maravillados a las féminas en las redes sociales.

En conversación con Soyiquique.cl confiesa que lo han llamado desde todas partes, incluido sus amigos más cercanos. “Mi madre se lo tomó con humor. Yo tengo tatuajes, entonces no sé cómo se lo va a tomar la gente”.

Sin embargo y a sus 26 años, este uniformado cuenta que está soltero hace un año, pero que ocupa su tiempo libre para disfrutar de la música urbana, así como del jazz, el hip hop y el soul.

“Lo vengo haciendo desde los 16 años” confiesa, además de tener otros gustos como la escritura y el dibujo. “Mi vida laboral la separo de mi vida personal. Creo que la música no le hace mal a nadie”, explica.

“Canto por hobbie, por divertirme, pero siempre fui apegado a la música porque el uniforme lo dejo en el casillero y yo sigo mi vida normal. Nunca hay que perder eso”, aclara.

/Soy Iquique

/gap